La fotografía de Ryan Gosling con el pelo platino, un cuerpo esculpido y bronceado impecable, sorprendió. No solo porque la imagen se alejaba por completo de la habitual estampa sobria y contemplativa del actor. También porque fue el primer vistazo a uno de los personajes más curiosos que poblarán el cine el año entrante. Gosling, caracterizado como el célebre muñeco Ken, dejaba claro que el film de Barbie Greta Gerwig ya tiene, al menos, un estilo visual propio. Tanto como para ser reconocible.

Pero esa idea era obvia desde semanas atrás, cuando Margot Robbie vestida de rosa de los pies a la cabeza aparecía en la primera imagen en su papel como Barbie. Conduciendo un coche — también rosa, claro está — la actriz se convirtió en el primer indicio de cuáles son las intenciones de Gerwig con la producción. Y algo quedó claro: es evidente que rendirá tributo a uno de los juguetes más queridos del mundo. A pesar de las críticas a su estética y extraña percepción sobre la mujer, lo cierto es que Barbie es parte de la cultura pop. 

Una tan importante como para una importante parte de la infancia de varias generaciones. Vendida por primera vez el 9 de marzo de 1959 en la feria del juguete de Nueva York, pronto se convirtió en un icono infantil. Con el correr de las décadas, Barbie cambió de forma e incluso talla y se convirtió en emblema de un tipo de cambio fundamental. De ser únicamente un juguete querido, poco a poco se estableció como reflejo de los cambios femeninos a través de los años. En la actualidad, la muñeca es también una forma de homenaje y un reflejo de las transformaciones culturales a su alrededor.

La película de Barbie de Greta Gerwig — de cuyo argumento se sabe poco — al parecer rendirá homenaje al fenómeno. Pero también hará algo más: crear una versión live action de la muñeca más querida del mundo que celebre su historia. Con un elenco en constante crecimiento, el proyecto se convirtió de una curiosidad a un evento fílmico a toda regla y uno de los más esperados del 23. ¿Qué sabemos sobre lo que ocurrirá en el film y todo lo que le rodea? Te lo contamos a continuación. 

La primera opción para interpretar a Barbie fue Amy Schumer 

En el 2016, y en etapa de preproducción, la película de Barbie pasó por varias productoras distintas y también, visiones sobre el enfoque del proyecto. Finalmente, Warner Bros decidió dar luz verde a la filmación y comenzar a profundizar en la personalidad de la futura película. Y durante esas primeras etapas, la actriz seleccionada para interpretar a la muñeca fue Amy Schumer. La noticia sorprendió e interesó al público, por el posible enfoque que la comediante podría brindar a la muñeca. 

Pero a medida que el proyecto fue haciéndose más ambicioso, hubo “choques creativos” entre la actriz y Sony. Finalmente, la actriz se separó de la producción. Y aunque al principio la razón pública fue “problemas de agenda”, Schumer comentó a The Hollywood Reporter que la razón fue más complicada. “Definitivamente, no querían hacerlo de la manera en que yo quería hacerlo, la única forma en que estaba interesada en hacerlo”. Más tarde trascendió que la comediante, quería dar un tono burlón y satírico a la cinta, lo que contradecía el concepto central. 

Poco después, el guion llegó a manos de la actriz Margot Robbie, que terminó por aceptar el proyecto. A partir de ahí, un curioso grupo de actores y actrices se unieron a un elenco variopinto para contar la historia de la muñeca de Mattel. 

Margot Robbie en un mundo rosa 

Con la actriz Margot Robbie a la cabeza para interpretar al personaje titular, el proyecto se volvió una especie de incógnita burlona. Pero la actriz, que también lo produce a través de LuckyChap Entertainment, tomó decisiones correctas. Y mientras buena parte de Hollywood se hacía preguntas sobre la naturaleza de una película semejante, Robbie se lo tomó en serio. Tanto como para lograr que la nominada al premio Oscar Greta Gerwig fuera la directora. Conocida por sus reinvenciones sobre historias de mujeres difíciles, inspiradas y talentosas, es posible que Gerwig haga de la película algo más que una comedia. Y de hecho, se rumorea que tanto la realizadora como Robbie, crearon una versión de Barbie que no solo homenajea al legado del juguete. También, su trascendencia en el mundo de la cultura pop.

Con ambos nombres a bordo, el proyecto se convirtió en multiestelar. Ryan Gosling se unió a la larga lista de nombres célebres para interpretar al conocido novio de la muñeca, Ken. También forma parte del proyecto Kate McKinnon, America Ferrera y Hari Nef. Por otro lado, Emma Mackey de Sex Education y Ncuti Gatwa, también forman parte de la lista de nombres en el elenco del film. 

Barbie da el paso a la gran pantalla 

Por ahora, solo ha trascendido una breve sinopsis acerca del posible argumento del film. Según Sony, Barbie vive — como no podía ser de otra forma — en Barbieland y deberá enfrentar lo que hay más allá de su mundo perfecto. ¿En exceso cliché y simplista? Al parecer, no tanto como parece. El guion se escribe a cuatro manos entre Greta Gerwig (que escribió Lady Bird) a cu Noah Baumbach, autor de la magistral Historia de un matrimonio. De modo que, lo más probable, es que la historia sea mucho más profunda y singular de lo que podría suponerse. 

Margot Robbie se ha tomado con seriedad la posibilidad de encarnar un icono generacional que, con frecuencia, es ridiculizado y menospreciado. Para la actriz es de considerable importancia, demostrar la “poderosa influencia de Barbie” en nuestra cultura. En una entrevista para British Vogue, la actriz admitió saber “el peso de la nostalgia y amor” que lleva a cuestas. “La gente generalmente escucha Barbie y piensa: ‘Sé cómo va a ser esa película’. Luego escuchan que Greta Gerwig la está escribiendo y dirigiendo, y dicen: ‘Oh, bueno, tal vez no …”. Robbie también dejó claro que el film es un homenaje no solo al juguete, sino a todas las personas que aman a Barbie y que la consideran un ícono pop. “No es solo una muñeca. Es un elemento cultural”. De momento, solo habrá que esperar a su llegada a los cines el 21 de julio de 2023.