Lograr una narrativa coherente en una saga con una extensión semejante a la del Universo Cinematográfico de Marvel no es una labor sencilla. En absoluto. La gran cantidad de largometrajes y series que lo componen y se van sumando nos hace pensar, sí, en la pizarra y los murales de los guionistas de Lost (2004-2010) en su despacho: el esquema de una historia complicada. Pero, incluso esforzándose así, se pueden escapar dudas como las que persisten en Avengers: Endgame (2019).

La obra que constituye el clímax de las tres primeras fases en las que se dividen estas aventuras superheroicas, tal como las ha concebido el productor ejecutivo Kevin Keige, proyecta su sombra sobre la cuarta. De modo que, por ejemplo, si durante la lucha del Capitán América contra Thanos en la batalla final, con su escudo de vibránium en una mano y el Mjölnir de Thor en la otra, el objeto icónico que se le atribuye se parte, y esto, por lo que ocurre después, plantea preguntas.

Por otro lado, el merecido retiro del personaje con el amor de su vida, la agente Peggy Carter, en el pasado y durante su juventud al final de Avengers: Endgame, también nos provoca incertidumbre. No comprendemos cómo regresa, ya viejito, con el escudo en perfectas condiciones y se lo cede a Sam Wilson, ni de qué forma ha podido cumplir su sueño de pasarse casi todo lo que le quedaba de vida en un tiempo anterior, apaciblemente, sin ningún problema.

El problema del Capitán América al final de ‘Avengers: Endgame’

avengers: endgame misterios capitán américa marvel
Marvel Studios

La cuestión del escudo afecta a la miniserie Falcon y el Soldado de Invierno (2021), en la que se abordan las tribulaciones de Wilson por negarse a asumir el papel y el legado del Capitán América y blandirlo… porque habría sido imposible que se lo entregara para empezar. Steve Rogers no lo lleva consigo cuando viaja a las otras épocas. ¿Para qué si está hecho unos zorros? Y, si lo hubiese traído al presente desde un punto del pasado, trastocaría su línea de tiempo como la de Peggy Carter.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Un comportamiento incoherente, ya que se había desplazado para devolver las Gemas del Infinito a los lugares y momentos de los que las habían sacado en la propia Avengers: Endgame para no causar destrozos; y que provoca un conflicto con la Agencia de Variación Temporal de Loki (desde 2021). Por tanto, la única explicación plausible es que accediese de alguna forma al multiverso desatado luego y se lo apropiara de una realidad en la que no importase. Pero faltan aclaraciones.