Nvidia tendrá que pagar la suma de 5,5 millones de dólares. ¿El motivo? Todo parece indicar que la compañía había intentado esconder cuántas GPUs realmente habían sido vendidas para la minería de criptomonedas; uno de los grandes generadores de la escasez de componentes y dispositivos.

Así lo ha considerado la Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. En su más reciente reporte, han anunciado nuevos cargos y acuerdos con la compañía, y entran en vigencia a partir de hoy.

Según comentan desde The Verge, la compañía llevó a los inversores a creer que este aumento se debía a un ascenso en las ventas relacionadas al sector del gaming. De esta forma, planeaban ocultar que, en realidad, el ascenso en ventas se debía a la venta de tarjetas gráficas en el volátil mercado de las criptomonedas.

El citado medio recoge que "Nvidia no admite haber actuado mal como parte del acuerdo, pero se compromete a poner fin a cualquier fallo ilegal en la divulgación de información".

El "secreto" de Nvidia

Foto por Christian Wiediger en Unsplash

Los cargos han sido aplicados tras examinar los informes financieros de Nvidia pertenecientes al año fiscal 2018. Aquí, la SEC comenta que la compañía experimentó una "explosión" en ventas de artículos relacionados a la minería de criptomonedas. Especialmente cuando las recompensas por la mina de la moneda Ethereum estaba en su apogeo.

De hecho, tras el señalamiento a las criptomonedas como motivo principal a la escasez de GPUs en el mercado, Nvidia comenzó a lanzar su propia línea de tarjetas gráficas orientadas exclusivamente a esta actividad. De esta forma, intentaba prevenir la escasez para los jugadores del mundo.

Sin embargo, muchos de los empleados sabían que gran parte de las GPUs destinadas a los gamers igualmente serían usadas en actividades de minería. "El personal de ventas de la compañía, en particular en China, informó de lo que creían era un aumento significativo de la demanda de GPU para juegos como resultado de la minería de criptomonedas", comenta la comisión en su reporte.

Una creciente dependencia a las criptomonedas

Foto por Dmitry Demidko en Unsplash

Por supuesto, al tratarse de un mercado tan volátil como el de las criptomonedas, los números que indicaban el crecimiento de Nvidia no ofrecían ningún tipo de garantía o confianza a los inversores. El medio comenta que estos últimos preguntaban rutinariamente cuánto dependía el crecimiento de Nvidia de las criptomonedas.

Los analistas e inversores de NVIDIA estaban interesados en saber hasta qué punto los ingresos de la compañía por concepto de juegos se veían afectados por la minería de criptomonedas, por lo que preguntaron a la dirección de la empresa hasta qué punto el aumento de los ingresos por concepto de juegos durante este período se debía a la minería de criptomonedas.

Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos

Sin embargo, Nvidia decidió permanecer sorda ante las preguntas. Mientras mencionaba a las criptomonedas como un factor importante en algunos de sus otros mercados, la compañía parecía ignorarlo activamente en su división de juegos.

Por supuesto, al final los inversores acabaron teniendo motivos para tener miedo. Cuando las criptomonedas sufrieron su choque en 2018 y debilitaron parte del mercado chino, las proyecciones de ganancias trimestrales de Nvidia se vinieron a pique en 500 millones de dólares.

Los fallos de divulgación de NVIDIA privaron a los inversores de información crítica para evaluar el negocio de la compañía en un mercado clave. Todos los emisores, incluidos los que persiguen oportunidades relacionadas con la tecnología emergente, deben asegurarse de que sus divulgaciones sean oportunas, completas y precisas.

Kristina Littman, jefa de la Unidad de Criptoactivos y Cibernética de la SEC