Desde un sitio en Ucrania que no ha sido revelado —por motivos de seguridad—, entrevistamos a Alex Bornyakov, viceministro de Transformación Digital de Ucrania, sobre la importancia de la tecnología en esta guerra, considerada como la primera totalmente digital. Un Ministerio que lidera desde 2019, y que tuvo que cambiar de un día para otro su planteamiento y políticas para adaptarse a la invasión de Rusia que sufren desde el 24 de febrero de 2022.

Hay personas que lo primero que hacen al despertar es mirar el móvil para ver sus mensajes de WhatsApp, los likes en sus redes sociales o los sucesos de la mañana. Pero Bornyakov nunca se informaba de la actualidad nada más despertarse. Eso lo dejaba para más tarde. Ahora, en cambio, es lo primero en lo que piensa cada mañana. En saber cuáles son las últimas noticias de la guerra de Ucrania, su país.

No es la primera vez que Ucrania, específicamente este Ministerio, tiene que tomar medidas tecnológicas vinculadas con Rusia. En 2014, después de que el país gobernado por Vladimir Putin se anexionara Crimea, prácticamente todas las empresas de telecomunicaciones en Ucrania eran de propiedad rusa. Cuando Bornyakov entró en el Ministerio en 2019, inició el proceso para desvincularse de Rusia en este sentido. Esta medida para romper las ataduras con Rusia se ha convertido en uno de los movimientos más inteligentes de este gabinete.

Desde que inició la invasión rusa, el objetivo no era solamente digitalizar todos los servicios oficiales, sino hacer todo lo posible para luchar contra la guerra de Ucrania. "Queremos dar soporte a las personas que se tienen que ir de su casa por la guerra, luchar contra la propaganda y ayudar en el 'ciberfrente' porque también están intentado atacar nuestra infraestructura digital", resume el viceministro.

Las criptomonedas como factor transformador de la guerra de Ucrania

Una de las iniciativas más conocidas fue el fondo de criptomonedas para obtener ayudas. "El sector de IT de Ucrania es uno de los más fuertes del mundo y la comunidad blockchain es muy importante. Por eso decidimos crear este fondo y tuvimos una retroalimentación inmediata. Hasta ahora hemos recaudado más de 60 millones de dólares", explica.

La empresa privada Kuna ha ayudado al Gobierno con el soporte técnico y esta alianza público-privada, opina Bornyakov, ha sido la clave del éxito. "Si lo hubiéramos hecho todo desde el Gobierno, seguramente hubiera sido un fracaso. Pero por eso tenemos muy buena relación con las empresas locales y de todo el mundo. Las alianzas con ellas ayudan a evitar problemas", apunta en la entrevista realizada por Zoom.

El fondo de criptomonedas ha sido una de las medidas tecnológicas más importantes del Gobierno desde que empezó la guerra de Ucrania. Gracias a él, han conseguido más de 60 millones de dólares; pero para el viceministro ha servido para algo más: "Una de las lecciones es que las criptomonedas no son solo inversiones de riesgo. Puede ayudarnos si nuestro banco nacional tiene problemas para recibir dinero del extranjero (lo que sucedió al principio de la guerra), eso se puede resolver de manera rápida".

El Ejército tecnológico de Ucrania liderado por Alex Bornyakov

Los objetivos del equipo de Alex Bornyakov cambiaron prácticamente de la noche a la mañana. En los últimos dos años, el Ministerio de Transformación Digital se centró en convertir Ucrania en un estado digital. Quieren un gobierno moderno en el que todas las gestiones se puedan realizar online. Querían también crear el hub de IT más grande de Europa del Este en este país, un proyecto llamado Diia City. Ahora también lo quieren, pero Rusia les ha obligado a hacer un impás para centrarse primero en otras cosas.

No es la primera vez que se demuestra que la tecnología es una herramienta clave en un conflicto pero esta sí es la primera vez que la guerra llega a un país con una capacidad tecnológica tan importante como Ucrania. Por eso, este Ministerio ha tenido que tomar medidas que nunca antes se habían planteado. El fondo de criptomonedas para tener más recursos es un ejemplo.

Otro es el canal de Telegram que ha desarrollado el gobierno para crear un "ejército de tecnologías de información". IT Army of Ukraine es un grupo abierto para todos en los que el gobierno define actividades para que hackers informáticos puedan realizarlas de manera voluntaria. Hasta ahora, 300.000 personas de Ucrania y otros países se han unido a este canal.

Alex Bornyakov afirma que las tareas van encaminadas a evitar ataques a la infraestructura digital y a luchar contra la propaganda. Sin embargo, algunos expertos han desalentado a los expertos a unirse al "ejército tecnológico" en medio de la guerra de Ucrania.

"Necesitan información precisa porque están perdiendo soldados y mucho dinero por las sanciones en esta guerra de Vladimir Putin"

"Si bien entiendo totalmente el sentimiento detrás de las acciones de muchos en este ejército de IT, dos errores no hacen un acierto. No solo podría ser ilegal, sino que corre el riesgo de hacerle el juego a Putin al permitirle hablar sobre 'ataques del oeste'", dijo Alan Woodward, profesor de seguridad cibernética en la Universidad de Surrey, para The Guardian.

No obstante, el viceministro insiste en que el objetivo del canal persigue objetivos lícito y que, en términos de desinformación, también quieren que la población rusa no sea víctima de la propaganda. "Necesitan información precisa porque están perdiendo soldados y mucho dinero por las sanciones en esta guerra de Vladimir Putin", subraya a Hipertextual.

Por otro lado, destaca sobre todo que el Ministerio no tiene relación con las personas que les ayudan. Desde Rusia, es difícil acabar con este grupo porque no hay una persona física u organización detrás. El gobierno simplemente envía las operaciones que son cruciales para protegerse cibernéticamente y alguien las hace. Ni siquiera ellos saben quiénes son los hackers o expertos que les ayudan. Es un apoyo gratuito, profesional y anónimo.

Las tecnológicas no miran para otro lado

La guerra de Ucrania ha tenido varios compañeros inesperados, como Apple, Google, Microsoft o Airbnb. Las tecnológicas han jugado un papel clave en este conflicto. De la manera más directa con donaciones como la de Elon Musk, que ha enviado cientos de antenas Starlink para asegurar la conexión a internet en zonas donde la conectividad no está asegurada.

PayPal ha facilitado el envío de pagos a Ucrania para ayudar económicamente a las víctimas de la guerra y Meta está trabajando en una herramienta que permite conectar a ucranianos que necesiten ayuda. Por ejemplo, a los refugiados que estén en otro país y necesiten apoyo de cualquier tipo.

De una manera más indirecta, grandes tecnológicas como Apple, Google o Microsoft han formado parte del bloqueo a Rusia. "Esta es una de nuestras prioridades y hasta ahora cerca de 400 empresas han abandona Rusia", destaca Alex Bornyakov. Las conversaciones del Ministerio de Transformación Digital con las compañías han ido encaminadas con este fin desde que empezó la guerra de Ucrania. De hecho les han otorgado su propio término, la "diplomacia digital".

Después de una guerra, es difícil saber qué lecciones se han aprendido. Cuando la violencia lo copa todo, poco queda por aprender. Pero si el viceministro de Transformación Digital tuviera que escoger qué lección se puede llevar a nivel tecnológico, diría que la seguridad es lo más importante.

"Si tu seguridad es débil, puedes perder el control de los medios, de la electricidad y de muchas cosas más. Incluso las webs oficiales pueden tener fake news por un hackeo. La ciberseguridad es clave".

Alex Bornyakov

Reconstruir la Ucrania destruida por la guerra, prioridad para Alex Bornyakov

La guerra de Ucrania se acabará algún día y en ese momento Alex Bornyakov y su equipo tendrán que seguir con su trabajo. Los planes que tenían antes, sin embargo, seguirán estando en un segundo plano porque habrá necesidades más importantes. "Tendremos que restaurar nuestra infraestructura de comunicaciones. Han acabado con eso en muchas ciudades, lo han bombardeado y no queda nada, todo está destrozado. Tenemos que reconstruir también nuevas vías de comunicación, torres, cables, internet… Todo esto será la prioridad", apunta.

La guerra acabará algún día, y Alex Bornyakov tiene claro cuál será el siguiente paso: reducir impuestos a empresas clave, criptomonedas y reinstaurar las telecomunicaciones

El Ministerio también apostará por reducir los impuestos para las empresas digitales y de energía. Seguirán apostando, por supuesto, por las alianzas basadas en criptomonedas y blockchain.

Queda muchísimo trabajo por delante. Y a veces parece que al día le faltan horas. Bornyakov recuerda que hace no tanto tiempo tenía fines de semana. Como viceministro, tenía unos planes políticos. Ahora, el horizonte es distinto.

Se levanta cada mañana y lo primero que hace es leer las noticias para ver cómo evoluciona la guerra de Ucrania. No se separa del móvil porque a estas noticias no pueden llegar tarde. "Si nos lo perdemos, no podemos responder a lo que necesita la gente", subraya. Es consciente de que algo ha cambiado porque le salta el aviso de que el tiempo de uso de la pantalla ha aumentado. Y, si la guerra no acaba pronto, seguirá aumentando.