Meta (Facebook) parece tener nuevos problemas que podrían perjudicar a sus futuros proyectos. Según reportes de la CNBC, la firma de Mark Zuckerberg ha comenzado a tomar medidas para intentar apaciguar las malas previsiones para los próximos meses, así como para hacer frente al lento crecimiento de ingresos causado, entre otras cosas, por la nueva política de privacidad de Apple. Los nuevos planes, no obstante, podrían tienen un principal inconveniente que afectaría, sobre todo, al futuro metaverso.

La principal estrategia de la compañía para hacer frente al lento crecimiento de ingresos y las posibles futuras pérdidas, en concreto, es reducir o pausar temporalmente la contratación de nuevos talentos "de nivel medio y superior", así como la contratación de ingenieros "de nivel inicial", según el citado medio. Un portavoz de Meta ha confirmado los hechos alegando que la firma está "ralentizando el crecimiento" tras evaluar la previsión de gastos para el actual periodo de ganancias.

Facebook, de hecho, podría reportar su primera caída de ingresos interanual durante el segundo trimestre del año, pues la compañía prevé unos ingresos de entre 28.000 a 30.0000 millones de dólares. Es un mínimo muy por debajo de los ingresos reportados durante el segundo trimestre de 2021 (29.000 millones de dólares). Si bien el primer trimestre de 2022 obtuvieron un 7 % más de ingresos respecto al mismo periodo del año anterior, el ritmo de crecimiento es considerablemente inferior al de hace años. La compañía cree que la Guerra de Ucrania —y más concretamente la suspensión de los servicios en Rusia—, así como la estricta política de privacidad de Apple que perjudica en su negocio de publicidad, podrían ser los principales responsables.

Meta no tiene más remedio que pisar el freno en el desarrollo de su metaverso

Imagen: Rubén Chicharro.

Esta previsión de gastos, además, llega en un momento en el que Meta (Facebook) está centrando prácticamente todos sus esfuerzos en la creación del metaverso. De hecho, la división centrada en la realidad virtual —y por tanto, en el metaverso— no hace más que arrojar pérdidas millonarias dado a su constante (y probablemente costoso) desarrollo. Los resultados financieros relacionados con el primer trimestre del año reflejaron que Reality Labs perdió 2.960 millones de dólares respecto al mismo periodo del año anterior. No obstante, hasta ahora no había sido impedimento para continuar invirtiendo dinero en este área.

Las nuevas previsiones, por lo tanto, dificultan mucho más el avance en la creación del metaverso. Principalmente, porque pausar las contrataciones significa limitar el número de empleados centrados en el desarrollo de ese mundo virtual. Meta, incluso, aseguró que crearía 10.000 puestos de trabajos adicionales en Europa para la creación del metaverso. Pero teniendo en cuenta los planes previamente comentados, está claro que ahora el objetivo es pisar el freno.