Se acerca el invierno. Resulta raro leer esta frase tan familiar si nos encontramos en el hemisferio norte terrestre, pero en el sur sí que se corresponde. Y también en la región de Marte en la que se encuentran el rover Perseverance y su pequeño helicóptero, llamado Ingenuity. Este vehículo ha superado con creces todos los objetivos planeados para él, con 27 vuelos y casi 7 km recorridos. La NASA se resiste a abandonarlo como estaba previsto en un inicio, por lo que recientemente se han llevado un buen susto. La llegada cercana del invierno, así como la acumulación de polvo en sus placas solares, está complicando que el helicóptero pueda cargar sus baterías. Como consecuencia, el pasado 3 de mayo se perdió toda comunicación con él.

Fue un duro golpe para los científicos del proyecto, que esperaban exprimirlo un poco más. Por eso, decidieron jugar su última carta: esperar a que el helicóptero Ingenuity se comunicara con Perseverance. Se sabía que apenas pudiese cargar mínimamente sus baterías sería lo primero que haría. Al fin y al cabo, es su principal conexión, tanto con Marte como con la Tierra. No obstante, podría ser que el rover estuviese inmerso en otras de sus muchas tareas y no captara la llamada.

Para solucionar este problema, los científicos de la NASA programaron a Perseverance para que no realizase ninguna operación durante 24 horas completas. Básicamente, dejaron que se sentara a esperar la llamada de su pequeño helicóptero. Y funcionó. Ahora saben que está bien, pero para que pueda volver a funcionar será necesario tomar algunas medidas adicionales. Parece que la cercanía del invierno no le está sentando nada bien, pero aún queda algo de esperanza.

La inesperada carrera del helicóptero Ingenuity

El helicóptero Ingenuity, que voló a Marte junto al rover Perseverance, realizó su primer vuelo en abril de 2021

Se convirtió así en el primer vehículo de este tipo en volar en otro planeta. Su misión era básicamente esa: demostrar que se puede de cara a futuras misiones. Por eso, se programaron un total de 5 vuelos en 30 días. Después, el helicóptero del Perseverance se abandonaría en Marte.

Inicialmente solo estaban programados 5 vuelos en 30 días

Pero todo fue mucho mejor de lo previsto. Es cierto que hubo algunos sustos, pero salió airoso de todos. Por eso, se siguieron haciendo cada vez más y más pruebas. Llegó un sexto vuelo, y también un séptimo, un octavo y un noveno. Ya lleva 27 y la NASA no tiene intención de jubilarlo todavía. Básicamente, esperan exprimirlo todo lo posible.

El problema es que no contaban con las consecuencias del invierno marciano. Una estación cuya llegada también está afectando a la obtención de energía de otros vehículos marcianos, como el aterrizador InSight

El polvo y la reducción de horas de Sol han afectado a la carga de las baterías del helicóptero, que ahora se encuentra bajo mínimos. ¿Pero qué se puede hacer para solucionarlo?

Renderización en 3D de Marte (Unsplash)

Así se ahorra energía en Marte

Tras lograr que el helicóptero Ingenuity se comunicara con Perseverance, los científicos de la NASA se muestran de nuevo optimistas.

Comprobaron que había logrado cargar un 41% de sus baterías, por lo que es cuestión de tiempo que llegue al 100%. Esperan que pueda volver a funcionar en unos días. No obstante, tendrá que ahorrar toda la energía posible. Y para ello le han hecho algunos cambios a la programación de sus instrumentos. Por ejemplo, solo encenderá sus calentadores si la temperatura ambiental cae por debajo de -40ºF, en vez de los 5ºF a los que se encendían anteriormente. 

Esto podría llevar al helicóptero a una situación bastante extrema, que podría precipitar aún más su jubilación. De cualquier modo, todo lo que haga ahora ya es mucho más de lo que se predijo en un inicio. Ingenuity ya es un campeón, pero precisamente por eso a sus creadores les está costando mucho desprenderse de él. Solo un poquito más, eso es lo único que intentan.