Call of Duty no está pasando por su mejor momento. Primero, está el declive de Warzone, causado principalmente por el recibimiento negativo de Caldera, el mapa que sustituyó a Verdansk. Por otro lado, tenemos las críticas vertidas hacia Vanguard, sin olvidar que sus ventas estuvieron por debajo de lo esperado. No es un tema que se deba tomar a la ligera en una franquicia que suele tener ingresos estratosféricos. Estas situaciones, desde luego, encendieron las alarmas en Activision.

El caso específico de Vanguard se veía venir. ¿Por qué? La mayoría esperaba que el Call of Duty de 2021 fuera la secuela de Modern Warfare. Sin embargo, la compañía nos sorprendió con una propuesta que, contra todo pronóstico, regresó a la Segunda Guerra Mundial. El problema es que Activision no se había dado cuenta, por más increíble que parezca, que su comunidad ya está cansada del mencionado conflicto histórico.

Las razones son obvias: la Segunda Guerra Mundial no se presta demasiado para ofrecer novedades en términos de gameplay e incluso de narrativa. Cuando un shooter ambientado en dichos sucesos está por ver la luz, todos sabemos lo que podemos esperar del mismo, y con Call of Duty: Vanguard no fue la excepción. Las guerras modernas o futuristas, por el contrario, ofrecen un mayor margen para proponer cosas nuevas.

A pesar de lo anterior, Activision, de la mano de Sledgehammer Games, volvió a apostar por la Segunda Guerra Mundial. El resultado ya lo conocemos todos: Vanguard fue una gran decepción, una que incluso perjudicó a Warzone porque ambos compartieron el mismo escenario bélico. No obstante, fue la caída en ventas lo que realmente animó a reaccionar a la compañía.

Esta misma semana, Activision reconoció que Call of Duty: Vanguard no cumplió sus expectativas; ni económicas ni en las opiniones del público. Lo más interesante es que, después de mucho tiempo, Activision descubrió que su comunidad está fastidiada del mencionado enfrentamiento global.

"Vanguard no cumplió con nuestras expectativas. Creemos que debido principalmente a nuestra propia ejecución", mencionaron en su reporte financiero anual correspondiente al 2021 (vía Kotaku). Además, agregaron que no "ofrecieron tanta innovación" como les hubiera gustado. La empresa remata su declaración reconociendo lo que ya es obvio: "El escenario de la Segunda Guerra Mundial no resonó con una parte de nuestra comunidad". Más vale tarde que nunca…

Aunque no mencionaron cuáles son sus planes a futuro en relación con la Segunda Guerra Mundial, las contundentes declaraciones de Activision, aunadas a decisiones clave que se tomaron recientemente, nos indican que este conflicto se tomará un prolongado descanso en Call of Duty. Para empezar, la próxima entrega de la franquicia será el ampliamente esperado Modern Warfare 2. Además, Infinity Ward, estudio responsable de dicho juego, está al mando del desarrollo de Warzone 2, que seguramente retomará un escenario ambientado en la época moderna.

Otro punto crucial, e inaudito para Call of Duty, es que el próximo año se suspenderá la habitual estrategia de lanzamientos anuales. En su lugar, Activision apostará por mantener Modern Warfare 2 durante al menos dos años. Esta importante decisión permitirá que los desarrolladores tengan el tiempo suficiente para entregar títulos premium de calidad. Salvo sorpresa, en ese momento Activision y Call of Duty estará bajo el paraguas de Microsoft, que tampoco permitirá que la franquicia se derrumbe.

Logo oficial de Call of Duty: Modern Warfare 2

Lo normal sería pensar que, tras Modern Warfare 2, volveremos a disfrutar un título de la saga Black Ops en 2024 —desarrollado por Treyarch—. De mantenerse el periodo de dos años entre cada lanzamiento, eso significa que Sledgehammer Games tendrá listo su título en 2026. Es poco probable, eso sí, que vuelvan a explorar la Segunda Guerra Mundial. Por consiguiente, podemos hacernos a la idea de que esta ambientación se mantendrá lejos de Call of Duty durante mucho tiempo.

En medio de todas estas decisiones, Infinity Ward continúa el desarrollo de Modern Warfare 2. El juego ya es oficial y solo estamos a la espera de conocer sus primeros detalles oficiales. El año anterior se filtró que la Task Force 141 irá a Sudamérica para enfrentar a un cártel de drogas colombiano. Sin embargo, no hay ninguna confirmación al respecto.