Los últimos dos meses han sido un caos total en Warzone. Los hackers, pese a la implementación de Ricochet, siguen causando dolores de cabeza. Sin embargo, quizá el mayor problema del battle royale actualmente tiene que ver con la gran cantidad de errores y un balance casi inexistente de las nuevas armas. En definitiva, la llegada de Caldera, cuyo diseño ha sido criticado por la comunidad, no ha convencido a casi nadie.

El ambiente se ha hecho todavía más negativo porque Raven Software y Activision apenas han dado a conocer los cambios que se aproximan a Warzone para mejorar su estado. Aunque se entiende que los desarrolladores igualmente descansaron durante las festividades navideñas, la falta de una estrategia de comunicación correcta, aunado a la ausencia de acciones, comienzan a cansar a una comunidad que cada vez tiene menos paciencia.

En medio de la incertidumbre y críticas, los responsables de Warzone finalmente han tomado el megáfono para explicar las novedades que acaban de lanzar. No solo en el battle royale, también a los modos multijugador de Call of Duty: Vanguard y Call of Duty: Modern Warfare. ¿Por qué al segundo? Muchos jugadores, ante el mal sabor de boca que dejó Vanguard y Black Ops Cold War, decidieron volver al reboot de Modern Warfare. Sin embargo, a su regreso se encontraron con una serie de problemas que antes no estaban presentes.

"Queremos tomarnos un minuto para hablar sobre lo que hacemos para arreglar el juego. Los escuchamos y entendemos sus frustraciones", inicia el comunicado, y continúa:

"Nuestros equipos trabajan arduamente para solucionar todos los problemas que se están experimentando en Vanguard, Warzone y Modern Warfare. Las actualizaciones se publican lo más rápido posible. Queremos que todos tengan una experiencia perfecta, sin importar el juego, modo de juego o en la plataforma en la que jueguen."

Así pues, los tres juegos mencionados han recibido actualizaciones para corregir bugs y problemas de rendimiento, sobre todo en las versiones de consolas PlayStation y Xbox. En el caso específico de Warzone, implementaron cambios para mejorar el balance de las armas y accesorios. Es un buen avance, sí, pero todavía queda mucho por hacer. Todas las notas del parche pueden consultarse en el siguiente enlace.