Ubisoft canceló el desarrollo de nuevos contenidos para Ghost Recon: Breakpoint y así le bajó la persiana a uno de sus mayores fracasos de los últimos años. El juego no tuvo el impacto esperado en ventas y fue duramente criticado por el público desde que se lanzó en 2019; sin embargo, será recordado como el primer título con el que la editora francesa incursionó en el mundo de los NFTs.

El abandono de esta propuesta no necesariamente implicaría que Ubisoft se rinda con los tokens no fungibles. Por el contrario, todo apunta a que Quartz, su plataforma de distribución de NFTs, continuaría en funcionamiento. Así gana fuerza la idea de expandir la presencia de estos activos digitales en otros de sus videojuegos.

Además del comunicado emitido a través del perfil en Twitter de Ghost Recon, Ubisoft también dejó un mensaje especial a quienes participaron de su experimento con los NFTs. "Son dueños de una parte del juego y han dejado una huella en su historia. Estén atentos para más actualizaciones con características de la plataforma y futuros lanzamientos con otros juegos", decía el mensaje en la web de Quartz.

Más allá de las opiniones divididas en torno a los tokens no fungibles en general, el plan de Ubisoft con Ghost Recon: Breakpoint ha recibido críticas muy duras. Es que los Digits —como la empresa francesa bautizó a sus NFTs— no eran más que elementos cosméticos como skins para personajes y armas; y como la selección disponible no era muy amplia y los diseños eran idénticos entre sí, solo se diferenciaban por su número de serie.

Y si bien la compañía mencionó desde un principio que se trataba de un "experimento", el descontento no fue solo del público; los propios empleados del estudio comenzaron a ser cada vez más críticos de esta apuesta. "¿Acaso estamos compitiendo con EA por el título al estudio más odiado por el público? Porque así es como se hace", decía uno de los tantos mensajes internos que se filtraron a la prensa.

Ghost Recon: Breakpoint seguramente solo sea recordado como el primer experimento de Ubisoft con los NFTs

La cancelación del desarrollo de nuevos contenidos para Ghost Recon: Breakpoint es una muestra más del marcado declive de la franquicia de shooters tácticos avalada por Tom Clancy. Sin embargo, Ubisoft aún no tiraría la toalla con esta saga. De hecho, Kotaku informa que el estudio francés estaría trabajando en una nueva entrega que llegaría en 2023 y que no se relacionaría con Ghost Recon: Frontline, la respuesta a Call of Duty: Warzone que se anunció en 2021 pero que finalmente no vería la luz.

Aún es una incógnita si los próximos planes de la compañía con los NFTs se relacionarían exclusivamente con Ghost Recon, o si se expandirían a otras franquicias. Cualquiera que sea el caso, si Quartz sigue sin despegar ya no podrán echarle la culpa a los jugadores.

A fines de enero pasado, un directivo de Ubisoft aseguró que el tropiezo inicial con los tokens no fungibles era por la falta de visión del público. Como era de esperarse, esto no se recibió de buena forma. "Creo que los jugadores no entienden lo que un mercado secundario digital puede brindarles. [...] Lo que nosotros estamos viendo es el final del juego. Y ese juego final se trata de dar a los jugadores la oportunidad de revender sus artículos una vez que hayan terminado con ellos, o cuando hayan terminado de jugar el juego en sí. Entonces, es realmente para ellos. Es realmente beneficioso. Pero por ahora no lo entienden", había declarado.

Por lo pronto, tendremos que esperar por más novedades. No obstante, no será extraño si cualquier futuro plan de Ubisoft con los NFTs se recibe con reticencia.