Spotify sufrirá un duro golpe con la pronta salida de Courtney Holt, quien lideró el agresivo plan de la plataforma de streaming para meterse en el mundo de los podcasts. Según recoge Bloomberg, el directivo abandonará la compañía sueca en las próximas semanas y cerrará un ciclo de cinco años como parte de la misma. En dicho período fue vital para concretar algunas de las apuestas más importantes de la plataforma en el género, como los arribos de Joe Rogan y Barack y Michelle Obama.

Por lo pronto, Spotify no ha confirmado la partida de Holt; no obstante, el citado medio asegura que el ejecutivo asumirá un rol de consejero, y además se habría designado a sus sucesores. Una vez que se concrete su alejamiento, sus responsabilidades se repartirán entre Julie McNamara, jefa de estudios y video en Estados Unidos, y Max Cutler, jefe de nuevas iniciativas de contenido.

La salida de Courtney Holt supone un desafío muy importante para la empresa que dirige Daniel Ek. Durante su periplo en la compañía no solamente se encargó de fichar en exclusiva a grandes figuras de la política y el entretenimiento, sino también de direccionar los esfuerzos económicos para absorber otras redes de podcasts; tales fueron los casos de The Ringer, Parcast y Gimlet.

Holt tampoco ha confirmado explícitamente su aparente salida, pero sí publicó un tuit con sabor a despedida. "Quiero dar las gracias a los increíbles equipos de Spotify
que tuve la suerte de liderar y con los que pude interactuar. Los objetivos que establecimos eran ambiciosos y, sin embargo, logramos mucho. ¡Hay un gran futuro para la compañía más allá de lo que pueden ver y escuchar hoy!", indicó.

Un dato no menor es que se trata del segundo ejecutivo relacionado a los podcasts que Spotify pierde con pocos días de diferencia. La semana pasada ya se había confirmado el alejamiento de Lydia Polgreen, quien estaba a cargo de la conducción de Gimlet Media.

Spotify pierde al "arquitecto" de su estrategia de podcasts

Foto por Jonathan Farber en Unsplash

Spotify arrastra varios meses de controversia en torno a su estrategia de podcasts. Lo más notorio ha sido lo ocurrido con The Joe Rogan Experience a comienzos de este año, tras las acusaciones contra el polémico anfitrión por el uso de insultos raciales y la proliferación de contenidos desinformativos sobre la pandemia y las vacunas contra el coronavirus. Esto no solo generó un impacto en el orden musical, por la notoria salida de Neil Young de la plataforma, sino que también expuso la ambigüedad aprovechada por la empresa para mantenerse al margen de cualquier responsabilidad editorial.

No obstante, este no fue el único caso que provocó polémica interna. En los primeros días de 2022, Spotify cerró Studio 4, el primero dedicado a producir podcasts originales. El mismo, que también se conocía internamente como Spotify Studios, tuvo un comienzo muy prometedor, pero cuando la firma comenzó a expandirse y comprar otros, quedó en el olvido.

Y a esto habría que sumar la complejidad extra que supondría la salida de Courtney Holt para abordar ciertas negociaciones. Por ejemplo, con Higher Ground, la compañía que produce los podcasts de Barack y Michelle Obama, que estaría presionando por un nuevo acuerdo. En tanto que la alianza entre Spotify y Archewell Audio, de Meghan Markle y el Príncipe Harry, tampoco ha dado los frutos deseados. A más de un año de haberla oficializado, aún no se ha lanzado ningún podcast bajo ese sello.

¿Cómo se reacomodará Spotify tras la salida de quien es considerado el "arquitecto" de su estrategia de podcasts? La plataforma ha logrado establecerse como un peso pesado del género y tiene en The Joe Rogan Experience al podcast más escuchado del mundo. No obstante, será interesante ver cómo puede amoldarse a la salida de quien en los últimos años ostentó el título de vicepresidente de podcasting global.