Spotify ha hecho una apuesta muy fuerte a los podcasts y los resultados están a la vista. La plataforma de streaming cuenta con un catálogo cada vez más amplio y con producciones exclusivas que llegan a los 365 millones de usuarios que tiene en todo el mundo. Sin embargo, no todo es color de rosas.

Algunos podcasts disponibles en Spotify han generado polémica al tratar temas sensibles como la política, el acoso sexual y la pandemia de COVID-19. Sin embargo, Daniel Ek, cofundador y CEO de Spotify, no cree que su compañía tenga responsabilidad editorial sobre lo que se dice en sus podcasts.

El empresario sueco abordó la temática en una entrevista con Axios, en la que brindó su opinión sobre la actualidad y el futuro de los podcasts. Al ser consultado sobre si Spotify debiera intervenir en casos en los que el contenido de los podcasts sea controversial, se mostró contrario a la posibilidad. Como dato llamativo, hizo una comparación directa con el rap.

"También tenemos muchos raperos muy bien pagados en Spotify, que ganan decenas de millones de dólares, si no más, cada año. Y tampoco dictamos lo que ponen en sus canciones", aseveró Ek. De esta manera, el ejecutivo desterró la posibilidad de instalar una bajada de línea al abordaje de los tópicos más controvertidos.

Los podcasts y la (no) responsabilidad editorial de Spotify

Uno de los casos notorios de la polémica que pueden provocar los podcasts de Spotify es el de The Joe Rogan Experience. Dicho título se sumó al servicio en septiembre de 2020 y ahora es exclusivo de la plataforma. Desde su desembarco en Spotify se convirtió en el más escuchado y ya fue motivo de varias críticas.

El podcast de Joe Rogan era famoso mucho antes de llegar a Spotify. La variedad de temas tratados y la larga lista de personalidades entrevistadas lo convirtieron rápidamente en un favorito del público, especialmente en Estados Unidos. Por el programa han pasado Elon Musk, Robert Downey Jr., Miley Cirus, Marques Brownlee y Jon Stewart, entre muchos otros.

Imagen: JRE Clips (YouTube)

Sin embargo, también ha sido motivo de revuelo al convocar a figuras discutidas como Alex Jones, acérrimo defensor de Donald Trump y un habitual divulgador de desinformación sobre la COVID-19. Incluso el propio Rogan quedó en el ojo de la tormenta cuando se mostró contrario a la vacunación en "personas jóvenes y sanas". Si bien después se retractó, sus dichos iniciales fueron muy criticados.

Pero esto no es todo. Cuando The Joe Rogan Experience se sumó al catálogo de podcasts de Spotify, los propios empleados del servicio de streaming expresaron su preocupación. Según publicó en su momento The Wall Street Journal, el descontento se produjo porque consideraban que ciertos materiales tratados en el programa eran antitransgénero.

¿Distintos negocios, distintas responsabilidades?

Las declaraciones de Daniel Ek con respecto a la responsabilidad editorial de Spotify en relación a los podcasts dejan mucha tela para cortar. Por un lado, es cierto que el servicio de streaming no es responsable por el contenido de canciones de terceros subidas a la plataforma. Pero por el otro también es real que, dentro del mismo Spotify, los podcasts tienen un modelo de negocio muy distinto al de la música.

En la actualidad, el servicio de streaming no monetiza a los podcasters con base en la cantidad de reproducciones de sus episodios, como sí ocurre con los artistas musicales. De hecho, en casos como The Joe Rogan Experience, Spotify ha pagado sumas exorbitantes de dinero para ganar su exclusividad. El contrato multianual de la plataforma con Joe Rogan fue de nada menos que 100 millones de dólares. La pregunta que se genera, entonces, es la siguiente: ¿Si la música y los podcasts tienen negocios distintos dentro de una misma plataforma, la responsabilidad sobre los mismos también debe ser diferente?

Sea como sea, a futuro Spotify pretende ser amo y señor de los podcasts, y parece haber encontrado el camino para intentarlo. En la reciente presentación de los resultados financieros del segundo trimestre de 2021, la compañía destacó el gran crecimiento de los podcasts deportivos de The Ringer, y también remarcó que el show de Joe Rogan se ha desempeñado "por encima de las expectativas".