El uso de la inteligencia artificial se está volviendo una constante en muchas industrias, incluida la de entretenimiento. Uno de los ejemplos más evidentes de cómo la IA podría cambiar el rumbo del cine es el deepfake. Esta técnica ya rejuveneció a Luke Skywalker en The Mandalorian y viralizó a Tom Cruise en TikTok. Ahora, esta tecnología quiere hacer lo propio en el doblaje de películas extranjeras con el fin de llegar a más audiencia.

Adapt Entertainment, una compañía con sede en Tel Aviv, ha desarrollado una tecnología que realiza doblaje por medio de inteligencia artificial. Conocida como PLATO, el proceso de representación neuronal de IA convierte series y películas a otro idioma con la ayuda de los actores originales.

A diferencia de los deepfake que conocemos, la propuesta de Adapt es grabar al actor mientras dice sus líneas en otro idioma. Esto se realiza en sesiones posteriores a la película en donde los actores se sientan frente a múltiples cámaras y graban sus diálogos. Su interpretación queda registrada desde varios ángulos y posteriormente se fusiona con el metraje original usando inteligencia artificial.

La primera película que hace uso de esta tecnología es The Champion, un drama polaco ambientado en la Segunda Guerra Mundial. De acuerdo con Maciej Barczewski, director de la cinta, PLATO es un cambio de paradigma en las películas internacionales. La audiencia no dependerá de los subtítulos ni perderá el mensaje original del film.

La inteligencia artificial ayudaría a librarse de un mal doblaje de películas y series

La tecnología de Adapt va más allá del doblaje convencional y registra los movimientos de la boca y las expresiones del actor. Darryl Marks, fundador de la empresa, dijo en una entrevista con The Wrap que PLATO no es un deepfake.

La diferencia radica en que esta tecnología utiliza a los actores y no depende solo del algoritmo. En The Champion, Adapt usó a los protagonistas de la película para grabar sus diálogos en inglés.

El proceso requirió una semana adicional de trabajo en un estudio. Posteriormente, la inteligencia artificial de PLATO hace coincidir los movimientos faciales y de la boca en otro idioma.

Mike Seymour, supervisor de efectos especiales, menciona que es posible integrar los diálogos sin importar el ángulo, las condiciones de luz o si el actor cuenta con maquillaje protésico. Seymour dice que el proceso de conversión en post producción es barato y rápido.

No es un 'deepfake' convencional

Aunque no es necesario el reparto original para las grabaciones adicionales, contar con su participación es importante para respetar el formato original de la película.

Darryl Marks cree que no preocuparse por subtítulos o un doblaje de mala calidad ayudaría a tener mayor alcance en cines o servicios de streaming. También cambiaría la percepción que los actores tienen de la inteligencia artificial. Muchos no ven con buenos ojos que la tecnología altere su actuación.

La propuesta de Adapt es muy parecida a otra desarrollada por la compañía Flawless, fundada por el cineasta Scott Mann. La empresa británica captura las expresiones faciales de los actores de doblaje y fusiona los labios con la cara y cabeza del actor principal usando inteligencia artificial.