Netflix ha comenzado a desangrarse, y aunque la compañía parece culpar a sus propios suscriptores, tal vez quiera comenzar a realizar una introspección profunda a sus prácticas. Ahora, ha sido el mismísimo Elon Musk quien ha dado la estocada final al famoso servicio de streaming. Según el magnate, el culpable de esta caída ha sido el'"virus woke' que ha invadido Netflix.

La respuesta de Musk figura entre los comentarios del reporte del sitio web Slashdot; donde se detallan las pérdidas de suscriptores que ha sufrido el servicio durante el último trimestre. Aquí es donde Elon Musk ha salido a la carga y ha comentado que "El virus woke ha hecho que Netflix no se pueda ver". No obstante, el empresario no desarrolló mucho más en sus declaraciones.

El valor de las acciones de Netflix ha disminuido un 35% desde ayer. Esto se traduce como un golpe masivo para la compañía, que hasta ahora no había conocido nada más que crecimiento en años recientes. Ahora, sin embargo, una serie de factores que no están enteramente relacionados al contenido del servicio lo han llevado a una estrepitosa caída.

Desde hace unos meses, Netflix ha estado anunciando varios cambios en el comportamiento de su plataforma. Uno de los principales llega para atacar la costumbre de compartir cuentas y contraseñas entre los usuarios; factor que la compañía cree responsable en gran medida de su caída.

Sin embargo, los precios en el servicio han estado sufriendo aumentos periódicos en sus planes. Por último, la compañía ha confirmado estar trabajando en una nueva suscripción "barata" que incluirá anuncios, una propuesta que tampoco ha terminado de agradar a los usuarios.

¿A qué se refiere Elon Musk con el 'virus woke' de Netflix?

El término woke ha sido acuñado a una serie de movimientos sociales que han tenido lugar en las últimas décadas. En un principio, se trataba de un término que hacía referencia a las luchas de comunidades negras marginalizadas en los Estados Unidos. No obstante, con el pasar del tiempo, su sombra ha logrado cubrir a otras manifestaciones sociales y de derechos humanos, como el movimiento feminista y LGBTQ+.

Según recoge el sitio web The Conversation, el término fue usado por primera vez en el año 1942, en un artículo de J. Saunders sobre los sindicatos. Esta pieza fue publicada en el primer volumen de la revista afroamericana, Negro Digest. Pero no sería sino hasta veinte años más tarde, en 1962, que el medio New York Times recuperaría la palabra.

Tal y como reporta El Español, fue en el año 1965 cuando Martin Luther King Jr. hablaba en su discurso sobre la necesidad de mantenerse despierto en tiempos de lucha. Según comentaba el activista, "No hay nada más trágico que dormir en una revolución".

Sin embargo, en los últimos años se ha convertido en la etiqueta favorita de movimientos conservadores que intentan socavar los avances de estos activistas. La palabra woke se ha convertido en una especie de cruz; y muchos conservadores no dudan en ponerla sobre la espalda de personas que solo buscan luchar por los derechos humanos de grupos marginados históricamente.

Aunque Musk se refiere específicamente al contenido de Netflix, todavía cuenta con un montón de cinismo detrás. ¿Qué es lo que se considera woke en la plataforma? Lo que muchos usuarios catalogan como 'inclusión forzada'; es decir, la aparición de personajes negros, latinos, pertenecientes a la comunidad LGBTQ+ o cualquier otra propuesta que salga de la aparente 'normalidad' que han vendido los medios desde su creación.

Los movimientos woke no han estado exentos de críticas

Cortesía de: The New York Times

Eso sí, los movimientos woke no ha estado exentos de críticas, incluso por grandes miembros pertenecientes a los mismos. Uno de los principales motivos por los que se ha visto en el avispero es por el nacimiento de lo que se ha conocido como la 'Cultura de la cancelación'.

Este movimiento nació como un método de vigilancia ante injusticias que no eran tomadas en cuenta por los grandes poderes. No obstante, en los últimos años ha ido distorsionándose cada vez más con su auge en las redes sociales.

La famosa activista, filosofa y youtuber, Natalie Wynn, lo menciona en su vídeo titulado Cancelar. En su canal ContraPoints, Natalie menciona cómo la cultura de la cancelación poco a poco ha comenzado a comerse desde dentro a sus propios miembros; crucificando a todos aquellos que escapen de la 'pureza' mental, incluso por accidente. De esta forma, han dejado a un lado el significado de su origen: velar por las víctimas de un sistema que, en la mayor parte de los casos, protege a los abusadores.

Sin embargo, es poco probable que Musk haga referencia al 'virus woke' como una forma de señalar sus debilidades. Es más probable que el magnate solo esté cansado de ver a personajes negros actuando como aristócratas en Bridgerton; la educación sexual integral de Sex Education o series como He's Expecting, que nos muestra a un hombre embarazado.