Microsoft ha comenzado a mostrar anuncios en Windows 11, en un experimento que ya se ha ganado el descontento de los usuarios. De acuerdo con PC Mag, el contenido publicitario se ha visto en la interfaz del Explorador de Archivos, pero no habría que descartar que también aparezca en otros sitios. De todos modos, no nos adelantemos a los hechos.

Un punto importante a tener en cuenta es que los anuncios no fueron detectados en la versión estable de Windows 11, sino en la que forma parte del programa Windows Insider. Esto significa que aún no se ha confirmado su presencia definitiva en el sistema operativo desarrollado en Redmond.

Según se pudo ver en una captura de pantalla compartida en Twitter por un usuario de la build 22572 de Windows 11, los anuncios aparecen en una barra ubicada entre el recuadro que muestra la dirección de las carpetas y el contenido guardado en las mismas. El mensaje publicitario va acompañado por un botón de "Aprende más" que, como no podía ser de otra manera, abre una nueva ventana de Microsoft Edge.

La reacción negativa entre el público no se hizo esperar. "Será mejor que paren con estas tonterías ahora mismo. Si están buscando que la gente abandone el Explorador de Archivos por otra cosa, lo conseguirán", dice una de las respuestas al tuit original, con mención directa a la cuenta de Windows Insider en la red social. "Vamos Microsoft, el Explorador de Archivos es uno de los peores lugares para mostrar anuncios. Especialmente con el aspecto antiguo que tiene en la actualidad", indicó otro ususario. "Muy decepcionado por esta decisión. Es un desastre. Destrozan todos los esfuerzos que hacen con Windows 11 con este tipo de mala publicidad", agregó un tercero. Y casi todos los demás mensajes en relación a este tema seguían el mismo tono.

El desencanto contra esta posibilidad no cayó en saco roto. The Verge publicó un comunicado enviado por Brandon LeBlanc, de Microsoft, quien aseguró que el banner en cuestión era una prueba que no se debía publicar externamente. También indicó que el mismo ya ha sido desactivado.

Claramente, el mensaje desde la compañía ha tratado de bajarle los humos al malestar del público. A pesar de ello, aún no está claro si Microsoft seguirá experimentando con los anuncios en la interfaz de su más reciente SO, o no. No olvidemos que Windows 10 llegó al público con un arsenal de contenido publicitario; desde aplicaciones promocionadas en el menú Inicio, hasta sugerencias y consejos en la pantalla de bloqueo y el centro de notificaciones. Vale mencionar, de todos modos, que en el predecesor de Windows 11 era posible desactivarlos.

Microsoft y un experimento con anuncios en Windows 11

El nuevo Explorador de Archivos con pestañas | Imagen: Rafael Rivera (Twitter)

La elección del Explorador de Archivos para experimentar con anuncios en Windows 11 no parece haber sido al azar. Es que Microsoft se encuentra trabajando en el rediseño de esta tradicional característica de su sistema operativo. La semana pasada se supo que los de Redmond han retomado el desarrollo de una versión con pestañas, lo que permitiría abrir varias carpetas dentro de una única ventana.

Como todo lo que se prueba en Windows Insider, no está claro si el rediseño del Explorador de Archivos llegará al SO estable. De todos modos, no sería raro que suceda. Es que Microsoft está trabajando desde hace tiempo para despedirse de algunas de las características legacy de su software; entre tantas, el clásico Panel de Control.

Y si tomamos en cuenta que ya se trabajó la idea de un Explorador de Archivos con pestañas durante el desarrollo de Windows 10 —que no se materializó—, la posibilidad aparenta ser realmente factible. Ahora bien, será difícil cambiar la mirada negativa del público ante la opción de que aparezcan publicidades en la interfaz de Windows 11, si Microsoft finalmente opta por seguir por ese camino.

Es cierto que muchos han podido actualizarse a Windows 11 de forma gratuita; así, ver algún que otro anuncio podría ser una "molestia razonable" a cambio de no desembolsar dinero por el software. Sin embargo, todo dependería de qué tan intrusivo sea el contenido patrocinado y de cómo pueda verse afectada la privacidad de los usuarios.