Durante la última transmisión de los Premios Oscar, la escena más viral fue la bofetada de Will Smith a Chris Rock, debido a un broma fuera de lugar sobre la alopecia de la esposa de Smith, Jada Pinkett Smith. El momento quedará en la historia del cine y la televisión como uno de los más sorpresivos. Las interpretaciones del hecho han ido desde las lecturas raciales hasta aquellas enfocadas en la violencia física asociada con la mujer y una idea de canon estético que, en muchos casos, no resulta integradora. El incidente también motivó la reacción de varias personalidades presentes en el acto, quienes se acercaron al intérprete durante el break comercial.

Scott Feinberg, periodista de Hollywood Reporter, informó que Denzel Washington apartó al actor por un momento para consolarlo, junto con Tyler Perry. Su idea, al parecer, era que el actor se desahogara después del incidente. De acuerdo con el reportero, “Will parece limpiarse las lágrimas mientras se sienta de nuevo con Jada”, a quien Denzel se había acercado también, al igual que el representante de Smith. 

A juzgar por lo que Will Smith dijo durante el discurso como ganador a “Mejor Actor” por su papel en El método Williams, durante esos momentos Denzel Washington le habría dicho: "Ten cuidado, cuando estás en tu momento más alto es cuando el diablo viene por ti’”. Esta confesión fue acompañada de unas disculpas, a las que se sumaron otras dirigidas, de nuevo, hacia La Academia y el humorista Chris Rock mediante las redes sociales del actor. 

Will Smith, el chiste de Chris Rock
y la referencia usada

Antes de la presentación de uno de los premios, Chris Rock comenzó a hacer distintas bromas relacionadas con algunos de los actores presentes en la ceremonia. Una de las parejas escogidas fue la que conforman Jada Pinkett Smith y Will Smith. Antes de proceder a anunciar el ganador de una categoría, Rock dijo: “No puedo esperar a ver la parte dos de G.I. Jane (La Teniente O'Neil en España)".

Este comentario se relaciona con Jada Pinkett Smith por la referencia del humorista y porque La Teniente O'Neil (1997) tuvo de protagonista a una mujer rapada, interpretada por Demi Moore. El chiste no gustó a la esposa de Smith, a quien se vio incómoda durante la transmisión. A esta secuencia le siguió la reacción del actor. Su pareja desde hace un tiempo habla con franqueza sobre su alopecia, teniendo en cuenta el peso estético que tiene para la mujer, algo se potencia mucho más cuando se trata de figuras públicas. 

Por eso el hecho ha sido cuestionado desde distintos puntos de vista. Están quienes censuran la reacción de Will Smith por considerarla machista o fuera de tono (pudieron decidir irse de la ceremonia, como forma de protesta, por ejemplo), las personas que se oponen a que el humor tenga unos límites, y otro grupo que interpreta todo lo ocurrido como otro episodio más en el que alguien se pronuncia sobre el cuerpo de otro sin mediar matices. Visto lo visto, el debate sigue abierto.

La reacción de La Academia

Después de los acontecimientos, La Academia se pronunció a través de su perfil en Twitter

La Academia no aprueba la violencia de ninguna forma. Esta noche estamos encantados de celebrar a los ganadores de la 94.ª edición de los Premios de la Academia, que merecen este momento de reconocimiento por parte de sus compañeros y amantes del cine de todo el mundo".

Dentro de las posibles acciones que podría tomar el ente está el retiro del premio a Will Smith o su expulsión de La Academia. Esto, con base en un código de ética que tiene la institución, en el que se rechazan manifestaciones violentas o que puedan afectar la dignidad humana. Las medidas mencionadas son dos ejemplos. Aún no hay una decisión al respecto.