Gran Turismo 7, el videojuego más reciente de Polyphony Digital, se ha retirado de la tienda de juegos de PlayStation 5 y PS4 en Rusia, como ha confirmado un usuario a través de Reddit. La página del videojuego en la PlayStation Store del país muestra un mensaje que dice: "fecha de lanzamiento pendiente de confirmación". El título, sin embargo sale a la venta hoy, viernes 4 de marzo, en todo el mundo.

Sony, por el momento, no ha confirmado oficialmente la retirada de Gran Turismo 7 en la tienda rusa, tampoco el motivo de esta decisión. No obstante, está claro que se trata de una medida restrictiva más a Rusia por su invasión a Ucrania. También una muestra de apoyo al país que está siendo atacado. De hecho, Mykhailo Fedorov, viceprimer ministro de Ucrania, solicitó recientemente a marcas como PlayStation o Xbox abandonar el mercado ruso. "Xbox y PlayStation, definitivamente estáis al tanto de lo que está sucediendo actualmente en Ucrania. Rusia declara la guerra no a Ucrania, sino a todo el mundo civilizado. Si apoyas los valores humanos, ¡deberías abandonar el mercado ruso!", detalló Fedorov en un tweet publicado en su perfil oficial.

Sony Pictures, además, anunció la suspensión de los estrenos de sus películas en Rusia. Otras compañías de videojuegos, como CD Projekt, también han tomado la decisión de anular las ventas de sus títulos, tanto en Rusia como en Bielorrusia, país aliado. "Hoy, comenzamos a trabajar con nuestros socios para suspender las ventas digitales y cesar las entregas de existencias físicas de los productos del Grupo CD PROJEKT, así como de todos los juegos distribuidos en la plataforma GOG a los territorios de Rusia y Bielorrusia", detalló la desarrolladora en un comunicado a través de Twitter.

La suspensión de Gran Turismo 7 por parte de Sony es solo una de las muchas medidas que están tomando las compañías frente a Rusia

Credit: Katie Godowski

Más allá de la suspensión de Gran Turismo 7 por parte de Sony, algunas de las compañías más importantes del sector tecnológico también han decidido tomar medidas restrictivas en apoyo a Ucrania. Apple ha suspendido la venta de sus productos en el mercado ruso y ha inhabilitado servicios como Apple Pay o la posibilidad de comprobar el estado del tráfico en Apple Maps. En este último caso, con el objetivo de proteger a los ciudadanos ucranianos frente a la amenaza de las tropas rusas. Por otro lado, empresas relacionadas con la movilidad, como General Motors, Volskwagen o Audi, también han pausado las ventas de vehículos en Rusia.

Mientras tanto, en el resto de Europa, los canales de RT y Sputnik —medios de comunicación financiados por el Kremlin y que difundían propaganda prorusa— han dejado de estar disponibles. No es posible acceder a ellos a través de las redes sociales o portales como YouTube, tampoco mediante canales de retransmisión.