Google anunció la compra de Mandiant, una de las compañías más importantes en el ámbito de la ciberseguridad. La transacción se realizará completamente en efectivo y estará valuada en unos 5.400 millones de dólares, según informaron los de Mountain View. Esto se debe a que pagarán $23 por cada acción; una vez que se concrete el negocio, la empresa se sumará a Google Cloud.

De esta forma, Google da un salto muy importante en la incorporación de recursos —tanto técnicos como humanos— para ofrecer servicios de seguridad "de extremo a extremo" a sus clientes empresariales. Y en una época donde los ciberataques son cada vez más comunes, Google Cloud se propone hacer la diferencia frente a la competencia con más herramientas de protección.

Si bien no pertenecen al mismo rubro, el caso de Google y Mandiant se parece mucho al de Intel y Tower Semiconductor. Estamos hablando de corporaciones que están poniendo sobre la mesa sumas de dinero exorbitantes para quedarse con empresas que el común de la gente no conoce. Pero no se trata de compras por capricho; así como Tower Semiconductor es una empresa de gran trayectoria en el desarrollo de chips, Mandiant se ha convertido en una de las principales referentes a la hora de detectar amenazas en línea.

De hecho, Engadget explica que fue la empresa que descubrió el hackeo a SolarWinds, que se cree fue perpetrado por hackers de Rusia. Pero además ha trabajado con empresas como T-Mobile y Equifax, que también han sufrido graves problemas de seguridad informática.

Mandiant es la segunda compra más cara en la historia de Google

Otro detalle no menor de la compra de Mandiant es que, cuando se concrete, será la segunda más cara en la historia de Google. La más costosa sigue siendo la de Motorola Mobility; recordemos que en 2011 pasó a manos de la firma californiana a cambio de 12.500 millones de dólares.

Los $5.400 millones que la corporación pondrá ahora sobre la mesa están lejos de ese primer lugar en el ranking de adquisiciones de los de Mountain View, pero sí superan con buen margen lo que en su momento se pagó por Fitbit ($2.100 millones), la otra gran adquisición de Google en estos últimos años.

De acuerdo con Bloomberg, el interés por Mandiant no se ha limitado a Google Cloud. Microsoft también habría negociado para sumar esta compañía a su catálogo, aunque se habría retirado de las charlas durante la última semana.

El mismo informe indica que, con esta compra, Google se propone diversificar el negocio de Google Cloud. Si bien incrementó sus ventas en un 47% durante el último año, todavía está lejos de los líderes del sector en cuota de mercado. A fines del año pasado, Amazon Web Services era la plataforma más utilizada y acaparaba el 32% de los usuarios; Microsoft Azure, en tanto, le seguía con el 21%, y recién en tercer lugar aparecía Google Cloud con apenas el 8% del marketshare.

Como líder reconocido en asesoramiento de seguridad estratégica y servicios de respuesta a incidentes, Mandiant brinda inteligencia de amenazas detallada y en tiempo real obtenida en la primera línea de ciberseguridad con las organizaciones más grandes del mundo. En combinación con las ofertas de seguridad nativas de la nube de Google Cloud, la adquisición ayudará a las empresas a nivel mundial a mantenerse protegidas en cada etapa del ciclo de vida de la seguridad.

Google, sobre la compra de Mandiant

La adquisición de Mandiant aún debe recibir la aprobación de sus accionistas y los reguladores. Google confía en que el acuerdo se cerrará a lo largo de este año, aunque eso dependerá de lograr los vistos buenos mencionados. Una vez que la compra se concrete, Google Cloud sumará más de 600 consultores de seguridad y 300 analistas de inteligencia.