Nuevo lunes, nueva polémica de Elon Musk. El magnate de origen sudafricano publicó este fin de semana una serie de tweets en los que plantea la creación de una nueva red social que compita con gigantes como Facebook, Twitter o Instagram. Una red social en la que, según él, exista realmente la libertad de expresión.

"Dado que Twitter sirve como el foro público de facto y fallar en el cumplimiento de los principios de libertad de expresión socava fundamentalmente la democracia, ¿qué se debería hacer?", tuiteó el magnate. "¿Es necesaria una nueva plataforma?", continuó en un segundo tweet.

En respuesta a una persona, Elon Musk fue incluso fue más allá asegurando que se está planteando la creación de una nueva red social en la que se respete la libertad de expresión.

Si este discurso crítico con la libertad de expresión les resulta familiar, es porque Donald Trump, el polémico expresidente de los Estados Unidos, también ha hecho críticas de este tipo. Y, al igual que Elon Musk, este creó una red social alternativa, llamada Truth –"verdad" en inglés– que promete no censurar a ningún usuario.

Elon Musk lleva días cuestionando la libertad de expresión en Twitter

¿Por qué Elon Musk cuestiona de repente la libertad de expresión en Twitter y plantea crear una nueva red social? En los días previos a estos tweets, el director ejecutivo de Tesla, hizo una encuesta preguntando a sus seguidores si creían que Twitter respetaba la libertad de expresión. Una encuesta en la que ganó abiertamente el "No", con un 70% de los votos.

Jack Dorsey, cofundador y, hasta hace pocos meses, CEO de Twitter, respondió a Elon Musk argumentando que los algoritmos de recomendación de Twitter deberían elegibles por los usuarios. Una especie de App Store de algoritmos para plataformas sociales. Se trata de una idea que el directivo había expresado públicamente en el pasado.

Esta, para variar, no es la única polémica en la que Elon Musk se ha visto envuelto en las últimas semanas. En la lista encontramos el revuelo que se armó cuando se reveló que tuvo, mediante gestación subrogada, una segunda hija junto a la cantante Grimes.

En paralelo, retó a Vladimir Putin, actual presidente de Rusia, a un combate en el que se jugarían la libertad de Ucrania. Y, por si esto fuera poco, Grimes también hizo unas polémicas declaraciones sobre el magnate, asegurando que vive en ocasiones por debajo del umbral de la pobreza.