Tengo un iPad con el que disfruto mucho consumiendo contenido multimedia y en el que realizo algunas tareas de mi día a día. La tablet de Apple, sin embargo, no siempre me ofrece las funciones que necesito para hacer mis quehaceres. Por lo tanto, cuando viajo o cuando me desplazo por la ciudad hacia una cafetería para poder escribir una reseña o editar imágenes mientras me tomo un café, siempre opto por llevar conmigo a mi MacBook Pro con chip M1 Pro. Es relativamente ligero, tiene apps más completas y su tamaño de pantalla me resulta más conveniente que el del iPad. Solo hay una cosa que echo en falta en el portátil de Apple: la conectividad 5G.

Probablemente te estés preguntando por qué echo de menos una insignificante función en un equipo que lo tiene prácticamente todo. En la mayoría de lugares donde viajo con mi MacBook Pro hay una conexión inalámbrica lo suficientemente estable como para poder navegar por internet con normalidad. En otros casos, sin embargo, la conexión es excesivamente lenta o ni siquiera hay una red Wi-Fi a la que poder conectarme. Esto hace que inevitablemente tenga que compartir internet mediante mi iPhone o, si lo llevo conmigo, mi iPad, que sí incluye la posibilidad de acoplar una tarjeta SIM o instalar una SIM virtual para poder navegar, en mi caso, con redes 4G.

Esto, a su vez, tiene varios inconvenientes. En primer lugar, la conexión no es tan rápida como si el propio MacBook tuviese la posibilidad de incluir una SIM para poder activar redes 4G o 5G. En segundo, la autonomía del iPhone o del iPad se ve perjudicada, dado a que la función 'Punto de acceso personal', que sirve para activar el dispositivo como un receptor Wi-Fi, hace que la batería del smartphone o tablet se agote rápidamente.

¿Qué le impide a Apple poner 5G en sus Mac?

La solución a este problema es sencilla: lanzar un MacBook con 5G. No obstante, y al menos por el momento, ningún portátil de Apple ha incluido esta conectividad. Algo normal teniendo en cuenta que esta tecnología llegó a los iPhone hace tan solo un año. Pero, los iPad, así como los móviles de Apple, llevan años con soporte para redes 4G. Los Mac, no.

Podríamos pensar que se debe al procesador y a la incompatibilidad de los mismos a la hora de incluir un módem 4G o 5G. Hasta ahora, recordemos, la compañía ha apostado por Intel para sus ordenadores, y tal vez estos SoCs no ofrecían las prestaciones suficientes como para dotar al equipo de este componente. No obstante, con los chips Apple Silicon, es otra historia.

De hecho, el nuevo iPad Air con procesador M1, así como el iPad Pro anunciado en 2021, también con procesador M1, cuentan con una opción Cellular que es compatible con redes 5G. Por lo tanto, y pese a que esta conexión es posible gracias al módem Snapdragon X55 5G de Qualcomm , todo apunta a que los chips Apple Silicon pueden funcionar perfectamente junto a este componente.

Los iPad Air y iPad Pro con chip M1 tienen 5G

Entonces, ¿qué le impide a Apple lanzar un MacBook con 5G a día de hoy? Apple nunca ha mencionado un solo detalle sobre la posibilidad de incluir conectividad Cellular en sus portátiles. No obstante, todo apunta a que la compañía no ha lanzado ningún modelo con estas prestaciones por un motivo.

Debemos tener en cuenta que añadir un módem 5G también significaría rediseñar el cuerpo del equipo para incluir las antenas. De hecho, y según un reporte de DigiTimes, para incluir 5G en el MacBook, Apple necesitaría cambiar la placa de antenas de aluminio por unas de cerámica, cuyo precio es considerablemente mayor. Sería necesario, además, añadir incluso más antenas —hasta 15— que las que se integran en un smartphone, que habitualmente son 11. Todo esto se traduce en un mayor coste de producción y, por lo tanto, en un mayor precio de venta al público.

Aun así, queremos un MacBook con 5G

¿Compensaría pagar un mayor coste por un MacBook con 5G? Para muchos usuarios, sobre todo para aquellos que trabajan con su Mac en casa o en lugares donde siempre hay conexión, pagar más por una función que probablemente utilizarán en ocasiones muy puntuales, y la cual requiere un coste adicional por una tarifa móvil, no va a ser lo más ideal. No obstante, es probable que algunas personas sí necesiten este tipo de colectividad. ¿La solución más viable? Que Apple realice una estrategia similar a la que hace con sus iPad.

Los iPad se venden en diferentes acabados, distintas configuraciones de RAM y dos opciones de conectividad. Por un lado, una versión solo Wi-Fi, para aquellos que no necesitan conexión LTE. Por otro, una opción Wi-Fi + Cellular, para los que quieren incluir una tarjeta SIM y así estar conectados en todo momento. ¿Y si Apple hace lo mismo, pero con sus MacBook? De este modo, el usuario podría sentirse libre de escoger qué opción sería la más idónea para él; si adquirir un equipo con un precio más económico y tener solo conexión Wi-Fi (y ethernet mediante una accesorio adicional), o pagar más para poder disfrutar de conexión 5G.

En cualquier caso, y según algunas filtraciones, la compañía ya se encuentra trabajando en esta función para sus portátiles. Es cuestión de tiempo, según parece, que lancen un MacBook con 5G. Por el momento, ni el rumoreado MacBook Pro 'básico' ni el rediseñado MacBook Air que podría lanzarse a finales de año vendrán con soporte para redes Cellular, pero no hay duda de que ya va siendo hora.