Sonos parede haber dado un paso más en su intención de lanzar sus primeros auriculares. La firma estadounidense de audio ha confirmado la compra de T2 Software, una startup de audio Bluetooth que, según ha informado un portavoz de Sonos a Protocol, permitirá "aumentar la hoja de ruta de productos existente y futura". Sugiriendo, por lo tanto, la llegada de unos auriculares inalámbricos.

Según el citado medio, Sonos compró T2 Software en noviembre de 2021. La startup, fundada hace tres años, había estado trabajando en la implementación de Bluetooth LE Audio, el cual incluye el Códec LC3. Se trata de una conectividad capaz de ofrecer sonido de mayor calidad, pero manteniendo las prestaciones claves del Bluetooth de baja energía. Entre ellas, su menor consumo —y por lo tanto, mayor ahorro de batería— y largo alcance. Si bien es un estándar que puede incluirse en altavoces inalámbricos, tiene mucho más sentido en auriculares. En parte, porque estos dispositivos deben ser ligeros y compactos, haciendo que su batería sea de menor tamaño y, por lo tanto, de menor capacidad.

Los rumores sobre la llegada de los primeros auriculares inalámbricos, además, se intensifica con el recién anuncio de Pete Pedersen. El vicepresidente de marketing y comunicaciones globales de Sonos compartió en su perfil de Linkedin que la compañía está buscando asociarse con una empresa de marketing. Esta, en concreto, deberá gestionar "lanzamiento de una nueva marca/producto/servicio en una categoría establecida", así como para la "creación de una nueva categoría para una marca establecida".

Lo que sabemos sobre los primeros auriculares de Sonos

Izquierda nueva patente registrada - Imagen The Verge

Por el momento, los detalles sobre los posibles futuros auriculares de Sonos son escasos. No obstante, y gracias a la compra de T2 Software, sabemos que la implementación del códec de comunicaciones de baja complejidad (LC3) será una de las prestaciones más importantes. A diferencia del códec SBC, el LC3 permite mejorar la calidad de audio incluso en tasas de bits más bajas. Esto se traduce en la posibilidad de que los fabricantes adapten mejor el diseño de sus auriculares. Haciendo, por lo tanto, que sean más compactos sin sacrificar en la duración de la batería.

En este caso, y según una patente filtrada, los auriculares serán de tipo diadema. Su fecha de lanzamiento, al igual que el resto de sus especificaciones, sigue siendo una incógnita.