Microsoft PowerPoint no necesita presentaciones. Bromas aparte, todos lo hemos disfrutado o padecido en alguna ocasión a lo largo de los años. Su éxito es tal que cualquier exposición, charla o reunión que se precie cuenta con uno o más de estos documentos que combinan texto e imágenes. Y los más aventureros incluso le añaden vídeos de YouTube. Las diapositivas o transparencias son cosa de un pasado pretérito que pocos recuerdan. En las empresas y en las aulas de institutos y universidades, el PowerPoint es el rey de las presentaciones, para beneficio de Microsoft.

Aunque, por desgracia, se ha abusado y se sigue abusando mucho de este recurso en todos los ámbitos. No siempre se utiliza bien y ha protagonizado momentos icónicos de la historia de internet como el envío masivo de presentaciones por correo electrónico. En una era anterior a YouTube y a los teléfonos móviles, el PowerPoint servía para enviar fotografías de gatitos, chistes y bromas por correo electrónico antes de que la palabra meme se aplicase al humor en internet. Obras de arte kitsch que algunos todavía guardan en sus viejos ordenadores.

Todos tenemos un pasado. Y, claro está, PowerPoint también lo tiene. Nació un mes de abril de 1987. Su nombre debía ser Presenter, presentador en inglés, pero por motivos legales tuvieron que cambiarlo por PowerPoint. Y aunque esta herramienta de diseño de presentaciones está tan asociada a Microsoft, en realidad no se gestó en sus instalaciones. Fue más bien una compra que absorbió una pequeña startup como tantas otras que triunfan en pocos años. Una historia de éxito similar a WhatsApp cuando la compró Facebook (ahora Meta), Skype cuando la compró Microsoft o YouTube cuando fue adquirida por Google.

Fuente: Microsoft

Un origen plagado de éxitos

Microsoft PowerPoint ve la luz en 1990. Será un bombazo. Tres años después, este software de diseño y creación de presentaciones dará a Microsoft 100 millones de dólares al año en ventas. Y, cómo no, será parte fundamental del paquete ofimático Microsoft Office junto a Word y Excel. Primero para Macintosh. Luego para Windows. Buque insignia de un gigante del software fundado en 1975 en Albuquerque, Nuevo México. Y que desde 1986 ya había dado el salto a su campus de Redmond, Washington.

PowerPoint será uno de los grandes éxitos de Microsoft, como ya lo fue en su momento MS-DOS, sistema operativo que se basaba en un software de otros, QDOS. Por su parte, PowerPoint como tal había nacido tres años antes de su presentación bajo la marca Microsoft. Pero una compra anunciada un 30 de julio de 1987 convertía este software ideado en una pequeña startup en propiedad del gigante de Redmond. Todo a cambio de 14 millones de dólares. Según Wikipedia, equivaldría a 32 millones actuales.

Quienes recibieron esa millonada fueron los responsables de Forethought, una pequeña empresa de California fundada a finales de 1983 por Rob Campbell y Taylor Pohlman. Su primer trabajo fue crear en 1984 una herramienta para Macintosh que gestionara archivos y carpetas. Le pusieron de nombre FileMaker, la sacaron al mercado en 1985 y se convirtió en un gran éxito. Tanto que Apple la incluyó en sus ordenadores y acabó haciéndose con el software a través de su subsidiaria Claris.

Tras este primer éxito, el segundo proyecto de Forethought consistirá en crear una herramienta que permita trabajar con mapas de bits orientados a objetos. Pongamos algo de contexto. Estamos en los años 80 y la informática es básicamente texto luminoso en pantallas negras. Las interfaces gráficas recién están empezando (Xerox Star, 1981; Mac OS System, 1984; Windows, 1985) y lidiar con gráficos no es fácil. Lo que proponen Campbell y Pohlman es algo ambicioso. Y para ello contratarán a Robert Gaskins, estudiante de la Universidad de California, y también al desarrollador de software Dennis Austin. Ambos se encargarán del proyecto Presenter. Pero por motivos legales, le cambiarán el nombre por PowerPoint. Los frutos de este proyecto verán la luz en abril de 1987. Tres años de desarrollo para revolucionar la informática desde el punto de vista gráfico.

PowerPoint 1.0 para Macintosh aparece abril de 1987. Por poner algo de contexto, Photoshop también aparece ese año pero con el nombre Display. Tres meses después, en julio, Microsoft llama a la puerta de Forethought para adquirir PowerPoint y la propia Forethought. Como vimos antes, por una cantidad nada desdeñable.

Fuente: WorthPoint / eBay

Si no puedes hacerlo, cómpralo

Microsoft nace en 1975. Sus fundadores son Bill Gates y Paul Allen. Para 1987, la empresa tiene una enorme sede en Redmond, Washington, a la que se mudaron el año anterior. Precisamente ese año, 1986, Microsoft sale a bolsa, ante las presiones de los inversores. La oferta era de 21 dólares por acción. Según TechCrunch, un precio por encima de lo esperado y más de lo que el propio Bill Gates quería. Y el primer día alcanzaron una subida de 28 dólares por acción. En resumen, Microsoft ya era un grande del sector.

Volviendo a PowerPoint. Al parecer, el gigante de Redmond estaba interesado en una herramienta de ese tipo pero no había dado con la clave para desarrollarlo ellos mismos. O, mejor dicho, no tenían tiempo suficiente. El proyecto estaba encabezado por Jeff Raikes, jefe de marketing de la división de aplicaciones. La idea era desarrollar su propia herramienta, pero si no era posible, podían adquirirla a otras empresas para acelerar el proceso. La primera candidata, a principios de 1987, fue MORE, un procesador tipo outline para Macintosh que podía añadir capas, colores, esquemas e imágenes. Vamos, que podía adaptarse a las necesidades que requería Microsoft. Sin embargo, Jeff Raikes dio con un programa que ya cumplía con sus requisitos y lo estaba desarrollando una pequeña empresa de California.

En febrero de 1987, Raikes pudo ver una demostración privada en las instalaciones de Forethought. Contento con lo que vio, al parecer a Bill Gates no terminó de gustarle la idea. Gates pensaba que para qué crear un software nuevo que hiciera eso en vez de integrar esas funciones en Word. Para bien de todos, Gates hizo caso a Raikes y Microsoft acabó comprando Forethought y su software PowerPoint.

Una vez se llevó a cabo la compra, Microsoft creó una unidad dedicada a gráficos dentro de la división de aplicaciones. Su primer cometido debía ser adaptar PowerPoint para venderlo bajo su propia marca. Y para capitanear el proyecto, quién mejor que Robert Gaskins, quien había trabajado desde el principio en PowerPoint. Allí estaría durante cinco años, entre 1987 y 1992. En ese tiempo, lanzarán la primera versión de PowerPoint bajo la marca Microsoft, la segunda versión para Macintosh (1988) y luego para Windows (1990). Y una tercera versión (1992), la última en ser vendida por separado. En adelante, PowerPoint formará parte de Microsoft Office, tanto en Macintosh como en Windows. Otros miembros de Forethought que formaron parte de la nueva unidad a cargo de PowerPoint en Microsoft fueron Dennis Austin y Thomas Rudkin.

Fuente: Robert Gaskins

Un vistazo a las primeras versiones de PowerPoint

Hoy en día, PowerPoint funciona en Windows, macOS, iPhone, iPad, Android y tiene versión Web que se puede abrir directamente en el navegador. Permite añadir texto, objetos, dibujos, fotografías, vídeos locales o de YouTube e incluso animaciones 3D. Y entre sus funciones más recientes, cuenta con funciones de voz para darle órdenes o incluso traducir lo que dices. También permite trabajar con lápices ópticos y pantallas táctiles. Todo eso y mucho más.

Pero para llegar ahí han sido necesarios más de 30 años de desarrollo. Aciertos y errores. Cambios de interfaz, añadir y quitar características y, en definitiva, adaptarse a la tecnología del momento e intentar ir un poco más allá. Otra cosa es el uso que le dé el usuario medio. De eso, los desarrolladores de Microsoft no tienen la culpa.

Fuente: WinWorld

Vayamos al principio. PowerPoint 1.0 para Macintosh. En aquel entonces, la interfaz era monocromática, por lo que debía jugar con patrones. Entre sus primeras funciones, podías imprimir las diapositivas a papel o transparencia o mostrarla en pantalla. Por lo demás, podías insertar texto y figuras geométricas sencillas.

La segunda versión, PowerPoint 2.0, es la primera que se gestiona totalmente en las instalaciones de Microsoft. Se lanzará primero para Macintosh. Y dos años después, para Windows. Esta versión ya conocerá las pantallas a todo color, con paleta de 256 colores. Si bien todavía seguirá ofreciendo patrones y otros recursos gráficos de la época en blanco y negro. También introduce las plantillas personalizadas, archivos de ayuda, clip art y estilos para homogeneizar las presentaciones a nivel de texto, fuente, tamaño, etc. La parte técnica del color corrió a cargo de una empresa externa, Genigraphics. De ahí que, junto a PowerPoint, viniera un programa llamado GraphicsLink.

Fuente: WinWorld

Si quieres conocer todos los detalles sobre el nacimiento y creación de PowerPoint en primera persona, Robert Gaskins, su creador, escribió un libro explicando los primeros años de vida de este software para presentaciones. Es decir, el periodo que comprende 1984 y 1992. Disponible en inglés, se puede adquirir en formato papel, Kindle y ePub.

Pero también hay una versión gratuita descargable en PDF en la página oficial del propio Robert Gaskins. El título del libro es Sweating Bullets: Notes about Inventing PowerPoint. Junto a ese libro hay otros documentos descargables de igual interés histórico, como los documentos que utilizaron para diseñar y explicar cómo debía ser PowerPoint y qué tenía que hacer.