¿Buscas una tarjeta gráfica para tu PC? La falta de stock de las GPUs hace que adquirir una sea prácticamente misión imposible, pero siempre puedes recurrir a la ROG Strix que se ha puesto a la venta en China. No aporta funcionalidades adicionales a un equipo. De hecho, no es una GPU de Asus que puedas acoplar en el interior de tu ordenador, pero sí puede ser útil para darle una estética diferente a tu teclado.

Sí, la gráfica ROG Strix TouchStone que ves en las imágenes no es una GPU de Asus como tal. Es una tecla con 51 mm de ancho, 18 mm altura y 11 mm de grosor que reemplaza al botón shift que se ubica en el lado derecho del teclado y que imita el diseño de las ROG Strix de tres ventiladores que Asus comercializa. Lo hace, eso sí, con todo lujo de detalles. Cuenta con tres ventiladores que giran cuando el propietario pasa el dedo sobre la tecla. También incluye los logotipos de la marca ROG y viene en un packaging muy similar al de las gráficas de Asus, pero en miniatura.

Otro detalle curioso de esta tecla, según se aprecia en la descripción del producto, es que deja pasar la retoiluinación del teclado. Por lo tanto, también puede imitar el efecto de las luces RGB que se incluyen GPUs de Asus. El accesorio, disponible en una tienda online de China por 399 yuanes (unos 55 euros al cambio) ya se ha agotado. Si bien se desconoce si se trata de un producto oficial o de un diseño realizado por un fabricante de terceros es, sin duda, un accesorio muy llamativo.

Si te interesa la tecla con forma de GPU de Asus, hay otras alternativas en internet

No es la primera vez que sale a la venta una tecla con un diseño inspirado en una tarjeta gráfica. En Aliexpress, de hecho, se pueden encontrar opciones similares. Como una tecla shift con un aspecto que imita a las gráficas RTX3080 de Nvidia y cuyo precio ronda los 47 dólares. Las teclas disponibles en Aliexpress, eso sí, no parecen ser dan detalladas como la ROG Strix TouchStone.

Mientras tanto, compañías como Nvidia continúan lidiando con la escasez de tarjetas gráficas a causa de la elevada demanda. La falta de stock hace que sea muy difícil conseguir una GPU y afecta además, a la hora de comprar dispositivos como la PS5 o la Xbox Series X.