Los sucesos ocurridos en la isla de Tonga han sido uno de los más catastróficos en años recientes. No solo trajo consecuencias severas para la salud del ecosistema y habitantes de la región; también, debido a la magnitud de la erupción, se rompió el cable submarino de telecomunicaciones que conectaba a Tonga con el resto del mundo. Hace varias semanas, Elon Musk se preguntaba si podía ayudar con sus satélites Starlink a reestablecer la conexión en la isla de forma provisional. Ahora, un tweet de Aiyaz Sayed-Khaiyum, Fiscal General de Fiyi, parece confirmar que la idea de Musk se ha vuelto un hecho.

Según un nuevo reporte de Mashable, el equipo de SpaceX se encuentra trabajando para llevar un servicio banda ancha de emergencia a Tonga; para ello, usarán su servicio de Internet satelital Starlink.

"La onda expansiva del volcán Hunga Tonga destrozó la conexión a Internet de Tonga, añadiendo días de desgarradora incertidumbre a las evaluaciones de la catástrofe. Un equipo de @SpaceX está ahora en Fiyi estableciendo una estación Starlink Gateway para reconectar Tonga con el mundo. Gran iniciativa, @elonmusk".

Aiyaz Sayed-Khaiyum, Fiscal General de Fiyi
Starlink

Aunque no hay un motivo oficial, se cree que el equipo SpaceX podría haber seleccionado a Fiyi como estación debido a que el país todavía cuenta con su cable submarino de telecomunicaciones. A pesar de la relativa cercanía entre Tonga y Fiyi, no se sabe cuánto le podría tomar al equipo montar una estación entera para Starlink; no obstante, parece que este no es el obstáculo más grande de todos.

El equipo de SpaceX tendrá que idear una forma de hacer llegar las antenas parabólicas a los habitantes de Tonga; las cuales son necesarias para el funcionamiento del Internet satelital de Starlink. Además, debido a la escasez mundial de componentes; podría tomar algo de tiempo hasta que SpaceX pueda producir la cantidad necesaria para abastecer a la isla.

Según el último reporte a mediados de enero, las reparaciones del cable submarino podrían tomar hasta cuatro semanas en acabar. De momento, el país se enfrenta a consecuencias devastadoras para su fauna. Además, la ayuda humanitaria enviada desde otros países ha dejado varios casos de coronavirus en la región.

Mientras el equipo de SpaceX comienza sus operaciones de Starlink en la isla, Tonga tendrá que conformarse con las conexiones limitadas que han logrado establecer. Según un reporte de finales de enero, la Alta Comisión de Nueva Zelanda había logrado establecer un sistema de telefonía móvil provisional; aunque "limitada e irregular", y con velocidades máximas de 2G.