Kanye ha estado en el foco de las noticias últimamente. No importa qué diga o haga, parece que el cantante de rap siempre está al borde de un colapso nervioso. Recientemente, Kanye West anunció su Donda Stem Player, un extraño gadget desde el que podremos reproducir y personalizar las canciones del artista usando los controles táctiles. No obstante, ahora la noticia es otra, ya que Kanye no quiere que su nueva música esté en Apple Music, Spotify ni ninguna otra plataforma de música en streaming. El objetivo del artista es que solo la escuches desde el Stem Player.

Así lo ha anunciado el cantante desde su cuenta oficial de Instagram. Aquí, comenta que "Donda 2 solo estará disponible en mi propia plataforma, el Stem Player". Asimismo, descarta categóricamente que el álbum vaya a estar en cualquier otro lado, dejando bastante limitadas las opciones para aquellos que quieran escucharlo.

Kanye West asegura en su post que este movimiento es para salir del "sistema opresivo" que han impuesto las plataformas de streaming; asegurando a su vez que los artistas solo reciben el 12% de las ganancias conseguidas a través de las mencionadas plataformas. No obstante, el Stem Player de Kanye tiene un precio bastante alto, alcanzando los 200 dólares en su web oficial. Así que en este caso, ¿qué tan difusa es la línea entre recibir una retribución justa, y convertir tu música en un privilegio?

Donda 2 sólo estará disponible en mi propia plataforma, Stem Player. No en Apple, Amazon, Spotify o YouTube. Hoy en día los artistas reciben sólo el 12% del dinero que gana la industria. Es hora de liberar la música de este sistema opresivo. Es hora de tomar el control y construir el nuestro propio. Ve a stemplayer.com ahora para pedirlo.

Kanye West, Instagram

No obstante, Kanye West tiene un punto

Aunque la manera en la que Kanye West planea derrocar al sistema de los servicios de streaming no parezca ser la más asertiva; el artista ciertamente está tocando un punto totalmente real. La retribución que reciben los músicos y cantantes a través de las plataformas como Apple Music, Spotify y YouTube es un monto casi ridículo.

En 2014, la cantante estadounidense Taylor Swift eliminó toda su discografía de Spotify. Un movimiento que tomó por sorpresa a la industria de la música, y sobre el que la propia Swift declaraba que "los artistas no deben infravalorar su arte", y que deben fijar los precios que consideren justos para su música. Al momento de los hechos, Spotify solía pagar entre 0.008 y 0.006 dólares por cada reproducción; una cifra extremadamente pequeña comparada con las ventas físicas de álbumes y compras a través de servicios como iTunes.

A finales de 2021, el rapero T-Pain revelaba en su cuenta oficial de Twitter la cantidad de reproducciones que necesitaba un artista para alcanzar un solo dólar. Según la tabla, YouTube, Pandora, Spotify y Amazon Music resultaron entre las más injustas; ofreciendo un dólar por cada 1.250, 752, 315 y 249 reproducciones, respectivamente. Asimismo, en el otro lado de la gráfica teníamos a Napster como la más justa, ofreciendo un dólar por cada 53 reproducciones, seguida por Tidal Music con 78 reproducciones, Apple Music con 128 reproducciones; y Deezer con 156.

La realidad es que los artistas no se han visto muy beneficiados a nivel monetario con las plataformas de streaming; sobre todo cuando hablamos de aquellos de mediano o pequeño nivel. Por supuesto, la democratización de la música ha servido para que muchos de ellos puedan llegar a más personas a nivel mundial, pero ciertamente al costo de ofrecer su arte a un valor significativamente devaluado.