Kanye West, multimillonario y controvertido músico estadounidense, admite hacer uso de un iPhone para dar vida a varias de las voces que suenan en sus canciones.

Según lo califica el rapero en una reciente entrevista con la revista GQ, el incorporado en los smartphones de Apple es "El mejor micrófono del planeta", y el hecho de poder llevarlo siempre encima parece jugar un papel trascendental a la hora de afinar su proceso creativo. "Simplemente 'rapeo' en mi iPhone", expresaba, tras ser preguntado acerca de cuándo decidía que había llegado el momento de grabar.

Hasta un 20 % de su último álbum

West va más allá en la entrevista y revela otros datos de interés en lo relativo a estas grabaciones. Asegura, por ejemplo, que comenzó a grabar parte de sus voces con el iPhone en 2013, en su álbum Yeezus.

Algo que parece haber llegado a su máxima expresión con Jesus Is King, su última producción, lanzada en 2019. Cuenta lo siguiente, para evidenciar este cambio a lo largo de los años: "El treinta y cuarenta por ciento de The College Dropout (2004) se grabó en un [Roland] VS-1680. El veinte por ciento de Jesus Is King fue grabado en un iPhone". No ha desvelado cuáles son todas las partes o canciones que han sido grabadas con este terminal, pero sí expresa que la primera parte de Closed On Sunday fue registrada haciendo uso del terminal de Apple.

No es la primera vez que la marca recibe elogios por la calidad de sonido que recogen los micrófonos de sus productos, un ámbito en el que la firma parece haber puesto un renovado empeño con los lanzamientos del MacBook Pro de 16" y el nuevo iPad Pro. Ambos dispositivos han recibido numerosas buenas críticas por su desempeño en este campo, capacitando a sus dueños para efectuar grabaciones que cumplan altos estándares.