Desde que Apple lanzó los AirTags, se han convertido en uno de sus accesorios más exitosos. Sin embargo, su llegada al mercado no ha estado exenta de polémica. Si bien desde un principio los de Cupertino indicaron que no habían sido diseñadas para rastrear mascotas o personas, era inevitable que en algún momento sucediese. Por ello, ahora la compañía anunció nuevas medidas para reforzar la protección contra el rastreo no deseado.

En un comunicado oficial, Apple condenó nuevamente el uso inapropiado de los AirTags, especialmente para controlar los movimientos de otros individuos. La empresa dirigida por Tim Cook reconoce que son pocos los casos de una utilización maliciosa de este accesorio, pero su intención es que no exista ninguno.

El rastreo no deseado es un problema que ha afectado a la sociedad durante mucho tiempo y que nos tomamos muy en serio cuando diseñamos el AirTag. Ese es el motivo por el que la red Buscar [Find My] tiene en cuenta la privacidad y utiliza el cifrado de extremo a extremo, y por el que decidimos innovar con el primer sistema proactivo que avisa a los usuarios sobre el rastreo no deseado.

Apple, sobre el uso de las AirTags para rastrar personas

Los cambios que Apple aplicará a los AirTags y la red Find My

Para evitar el rastreo no deseado con los AirTags, Apple implementará varios cambios. Algunos llegarán próximamente con una actualización de software, mientras que otros se añadirán más tarde durante el año.

En primer lugar hay que mencionar que se incorporarán nuevos avisos de privacidad durante la configuración de los AirTags. En este caso se tratará de una serie de advertencias renovadas, con el fin de que los usuarios comprendan que la empresa no ha diseñado este dispositivo para rastrear rastrear personas sin su consentimiento, sino sus propias pertenencias.

También se lanzará una corrección para evitar advertencias erróneas relacionadas con los AirPods. Esto se debe a que usuarios informaron que recibían alertas de un accesorio desconocido, que parecían ser activadas por la presencia cercana de un AirTag. Sin embargo, se ha confirmado que ocurría con algunos modelos de los auriculares de Apple; específicamente los AirPods Pro, AirPods Max y AirPods de tercera generación.

Por último, entre las novedades próximas también está la actualización del artículo de soporte sobre rastreo no deseado. El objetivo, en este caso, es brindar la mayor cantidad de datos posibles sobre en qué consisten este tipo de alertas, qué las pueden provocar, y otras medidas útiles a tener en cuenta.

Otras novedades que llegarán más adelante

A fines prácticos, seguramente estas sean las medidas más efectivas para evitar (o detectar) el rastreo no deseado con los AirTags. Apple confirmó que están trabajando en una utilidad de búsqueda de precisión que permitirá localizar con exactitud un AirTag desconocido. Estará disponible para los iPhone 11, 12 y 13.

Por otra parte, si se detecta un AirTag desconocido, los usuarios recibirán una alerta en su dispositivo (iPhone, iPad o iPod Touch) y tendrán la opción de reproducir manualmente un sonido desde el accesorio en cuestión. Según Apple, esto facilitará hallar dónde está escondido un AirTag, incluso si el altavoz se ha manipulado. Y por último, se mejorará el volumen del sonido de los AirTags y se optimizará la lógica de las alertas de rastreo no deseado.

De esta forma, Apple renueva su compromiso con la protección de la privacidad de sus usuarios. Recordemos que los de la manzana ya lanzaron una app destinada a evitar que quienes utilicen Android sean acosados a través de un AirTag.

A mediados del año pasado, una encuesta demostró que el 61% de los clientes de Apple estaban interesados en adquirir los AirTags. El mismo sondeo determinó que el principal objeto a rastrear por los usuarios eran las llaves con más del 42% de los votos; sin embargo, también quedó registrado que casi el 35% de los consultados reconoció que los usaría para monitorear a sus mascotas, en tanto que el 7% indicó que haría lo propio con su pareja.