Los Globos de Oro cerraron un año de fracasos con una ceremonia sin transmisión en vivo que fue símbolo de varias cosas a la vez. Que la polémica que rodeó el año pasado a la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood (HFPA) hirió de muerte al galardón. Por otro lado, que lo más probable es que el premio deba luchar por sobrevivir. En medio de una premiación a puertas cerradas, sin cobertura de prensa y convertida en una incógnita, los Globo de Oro fracasaron. Atrás quedaron las grandes noches para el recuerdo, la animación de Ricky Gervais y las escenas de la rutilante alfombra roja. ¿Cómo algo ocurrió algo semejante?

Por supuesto, se trata de la consecuencia al boicot que sufrió la HFPA en el 2021. Todo comenzó en el mes de mayo del año pasado cuando la actriz Scarlett Johansson se quejó del sexismo de la organización. La actriz habló de las preguntas misóginas que debía soportar en sus ruedas de prensa. Lo demás fue una rápida caída en el desastre. Días después, Tom Cruise devolvió los tres premios que había obtenido en su carrera.

Esa misma semana, Shonda Rhimes y Ava DuVernay criticaron el racismo de la HFPA. Para cuando la NBC anunció en un comunicado que no transmitiría los premios del 2022, la debacle fue clara. Se trató de un movimiento significativo que exigía cambios en el reducido grupo de votantes, nuevas reglas de diversidad e incluso la revisión del reglamento. 

Para finales de mayo 2021, las noticias sobre privilegios sobre votantes que se traducían en nominaciones estaban en todas partes. En ese momento, un grupo de 100 publicistas encargados de ruedas de prensa y otros eventos de promoción cesaron cualquier relación con la organización. Lo mismo que Netflix y HBO, que anunciaron en sendos comunicados que daban un paso atrás con cualquier vínculo con la HFPA. 

Una reacción tardía y el fracaso de los Globos de Oro 

De inmediato, y en vista de la ola de acusaciones, en abril del 2021 la HFPA prometió reformar la organización de inmediato a fin de evitar el fracaso anunciado de los Globos de Oro. Los anuncios incluyeron 20 nuevos miembros con derecho a voto, efectivo para el mes de agosto del mismo año. Se anunció también, que para el 2022, el número crecería en un 50 % y aumentaría la diversidad étnica. Y aunque las nuevas regulaciones se cumplieron, eso no pareció ser suficiente para enmendar el camino.

HFPA

Sin alfombra roja, la participación de las estrellas nominadas o transmisión en vivo la ceremonia se limitó a ser narrada en una serie de Tweets. Algo que dejó claro que el escándalo del 2021 no solo afectó a la HFPA como organización, sino a su permanencia. Como si eso no fuera suficiente, hubo errores en el contenido compartido en redes. 

La cuenta oficial de The Golden Globes anunció el premio a mejor película de comedia y musical para West Side Story, de Spielberg, con un tweet incomprensible. “Si la música y la risa son la mejor medicina, West Side Story es la mejor cura”. De inmediato, el público e incluso periodistas de medios se burlaron del mensaje al recordar el argumento trágico del film. Posteriormente, el tweet fue borrado y volvió a incluirse con un mensaje más simple

Quizás para demostrar que hay un cambio en puertas, los premios fueron presentados en privado por miembros de distintas organizaciones humanitarias apoyadas a la HFPA. También los premios demostraron una evidente diversidad e inclusión. Mj Rodríguez, de Pose, se convirtió en la primera mujer trans en ganar un Globo de Oro, pese a que la serie fuera ignorada por los premios desde su estreno. El multiétnico elenco de West Side Story también triunfó, así como la épica animada Encanto, de Disney, que rinde tributo a Colombia. También obtuvo un galardón Will Smith por su actuación en El método Williams

Un futuro poco radiante

Hasta principios del año 2021, la HFPA no tenía entre sus miembros a ningún miembro de la comunidad afroamericana. Antes, en 1982, ya la organización había recibido crítica por aceptar sobornos en sus candidaturas. Pero nunca el impacto fue tan total como el ocurrido en esta oportunidad. Sin estrellas, sin resonancia y al final, sin éxito, los Globos de Oro fracasaron de manera estrepitosa.

¿Habrá un futuro para los que fueron uno de los galardones más prestigiosos de Hollywood?; todavía no está claro qué ocurrirá a continuación. Lo que sí es evidente es que lo que sea dependerá de la voluntad de la HFPA para el cambio. Con nuevos miembros y una prometida mayor diversidad, el trayecto es largo. ¿Logrará completarlo?