Las últimas noticias que tuvimos de ellos fue en verano de 2021 con el anuncio de una ronda de 45 millones de euros de la mano de Eurazeo –un fondo francés–. Colvin internacionalizaba su capital para seguir conquistando el negocio de las flores frescas a domicilio. También para acabar con el imperio holandés que tantos años de tradición lleva a sus espaldas. Ahora Colvin pasa a palabras mayores y se une al mundo de las adquisiciones. En Francia, y con capital en sus bolsillos, anuncian la adquisición de Monsieur Marguerite.

Una tecnológica que se ubica precisamente en el mismo sector que la propia Colvin y sigue la misma estrategia de negocio. Comprar a productores locales con oferta de temporada y vender directamente a cliente sin pasar por los mercados internacionales de Holanda. Esta era una de las obsesiones de Colvin desde que se fundase a finales de 2016. ¿Cuál era el sentido de que las flores producidas en España viajasen a las subastas de Holanda para volver a venderse en su país de origen? Desde un punto de vista de precio, sostenibilidad y vida útil de las flores cortadas, esto no tenía sentido para Colvin. Nacieron con la idea de democratizar el ramo de flores –algo añejo desde hace tiempo– a través de la eliminación de los intermediaros innecesarios.

Los detalles de la adquisición no se han hecho públicos, pero hay dos puntos claros en la adquisición. Por una parte la influencia del fondo que lideró la operación. Francés, como el objetivo de la adquisición, la idea es aprovechar la internacionalización de sus socios. «Estamos muy orgullosos de poder anunciar este acuerdo, el pasado mes de junio anunciamos nuestra intención de llegar a Francia y hoy por fin lo hacemos realidad», apunta Andrés Cester, cofundador de Colvin en un comunicado.

Por otro lado, el propio mercado francés. Uno de los más activos en la compra de flores frescas por su relación histórica con el mercado a nivel europeo que aseguran una salud para Colvin a largo plazo. Solo superado por Alemania y Reino Unido, Francia es el tercero en mayor gasto per cápita en flores. También es uno de los mayores productores tras Holanda, Italia y España; uno que ha buscado la promoción de sus propias producciones con la marca «producido en Francia» para incentivar el mercado interno.

En cualquier caso, Monsieur Marguerite seguirá operando de forma independiente a Colvin. Mantendrá su marca y estructura, al menos en un espacio medio de tiempo. Fundada hace 5 años por Benjamin Perot y Ludovic Mareau ha seguido en Francia un camino paralelo a Colvin en España. De esta forma, la firma española profundiza en el crecimiento de su división de empresas a fin de seguir su expansión internacional.

Esta adquisición por parte de Colvin abre un 2022 que apunta a ser continuista con un 2021 que cerró en récord. El cierre sobre la campana –literalmente– de la compra de Glovo por parte de Delivery Hero fue la guinda a un año redondo. Ahora, con enero recién estrenado, los primeros pasos internacionales están comenzando a darse. Bolt con 628 millones para seguir creciendo en España y resto de mercados, o GoStudent y sus 300 millones también con foco al sur de los Pirineos.

También en Hipertextual:

La actualidad tecnológica y científica en 2 minutos

Recibe todas las mañanas en tu email nuestra newsletter. Una guía para entender en dos minutos las claves de lo realmente importante en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando...
¡Listo! Ya estás suscrito

Deja un comentario

Participa en la conversación, deja tu comentario