El sentido del humor, con unos chistes sencillotes y bastante blancos por lo general, es uno de los ingredientes característicos del Universo Cinematográfico de Marvel. Mientras los superhéroes viven sus aventuras, hay situaciones o sueltan comentarios que nos hacen reír, lo cual sirve para aliviar un poco la tensión. Y solamente reconocemos tres comedias declaradas por el momento; aunque vendrán otras; los dos volúmenes de Guardianes de la Galaxia (James Gunn, 2014, 2017) y Thor: Ragnarok (Taika Waititi, 2017).

Por otro lado, un hecho de Avengers: Endgame (Joe y Anthony Russo, 2019) nos indica que el productor ejecutivo Kevin Feige y sus guionistas quisieron seguir explotando la vena cómica del dios de Asgard al que interpreta Chris Hemsworth (Malos tiempos en El Royale).

Cuando Scott Lang o Ant-Man (Paul Rudd) escapa del Reino Cuántico por casualidad y los Vengadores comprenden con su intervención que podrían revertir el chasquido letal de Thanos (Josh Brolin) reuniendo las Gemas del Infinito con viajes temporales, Bruce Banner (Mark Ruffalo) y Rocket (Bradley Cooper) van a Noruega para intentar reclutar al hijo de Odín (Anthony Hopkins), y se encuentran con lo que los espectadores han llamado Fat Thor.

El Dios del Trueno no se llama Fat Thor en 'Avengers: Endgame'

Marvel Studios

El Dios del Trueno siempre había destacado por su musculatura y por estar de buen ver, y en Avengers: Endgame ha desmejorado mucho. Los remordimientos por no haber ido a por la cabeza odiosa de Thanos con el hacha Rompetormentas al final de Infinity War (Hermanos Russo, 2018) y, por ello, haber sido incapaz de detenerle, y la confirmación posterior, al comienzo de Endgame, de que las Gemas del Infinito ya no existían, le provocaron un malestar profundo. Y ahora se dedica a beber y a jugar a los videojuegos con Korg (Taika Waititi) en Nuevo Asgard.

Su mal estado, sin afeitar ni un buen corte de pelo y gordura incluida, se usan para los alivios cómicos del filme, lo cual ha sido muy criticado por los espectadores que se lo toman todo a la tremenda, por decirlo suavemente. No les gusta que se utilice un caso de estrés postraumático y depresión para que el público se ría. Sin embargo, el nombre oficial para él en su situación no era Fat Thor, sino Bro Thor, que está relacionado con su personalidad despreocupada, de colegueo juvenil y fiestero, y no con su obesidad. Una opción mucho menos controvertida, sin duda.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.