El M1 fue el primer procesador Apple Silicon para el Mac que la compañía norteamericana presentó oficialmente. Lo hizo en 2020 y llegó en dos versiones diferentes: una con una GPU de siete núcleos –presente en el MacBook Air más económico– y otra con una GPU de ocho núcleos –presente en el resto de equipos–.

Un año más tarde, la empresa norteamericana extendió el linaje de la familia M1 con dos nuevos procesadores que debutaron en los MacBook Pro de 14" y 16". ¿Sus nombres? M1 Pro y M1 Max. Ambos tenían varias ventajas respecto a los M1 convencionales: CPUs con más núcleos de alto rendimiento, memoria con mayor ancho de banda, mejores encoders de vídeo y GPUs significativamente más potentes (con más núcleos). ¿El resultado? Una auténtica bestia.

Sin embargo, la aventura de Apple con los M1 podría no terminar ahí, pese a que todo el mundo tiene la vista puesta en los M2 que, en principio, llegarán a lo largo de 2022. Según el conocido leaker @dylandkt, el iMac Pro se podrá configurar con una nueva (y cuarta) variante del M1 que será aún más potente que el M1 Max. Una versión que aún no tiene nombre pero que, según referencias encontradas en el código, tendría una CPU de 12 núcleos (dos más que el M1 Max más potente).

Los detalles sobre este chip son, por el momento, un misterio. ¿Tendrá también una GPU mejor? ¿Cuántos de esos 12 núcleos serán de alto rendimiento? ¿Se ofrecerá este chip también con los MacBook Pro o será exclusivo del iMac Pro? Lo único que sí podemos deducir es que, si forma parte de la familia M1, tendrá muchos elementos comunes en lo que a arquitectura se refiere –a diferencia del M2, cuyo cambio de cifra indicaría el uso de una arquitectura mejorada–.

¿Cuándo se presentaría el iMac Pro con ese nuevo procesador M1?

Sobre el lanzamiento del citado iMac Pro se conocen pocos detalles, aunque el conocido periodista de Bloomberg Mark Gurman indicó recientemente que este podría ver la luz durante la primera mitad de 2022. Este producto se posicionaría por encima del iMac de 24 pulgadas, centrado en consumidores menos exigentes; mientras que el iMac Pro estaría pensado para aquellas personas que buscan un all-in-one de altas prestaciones.

Más allá de la nueva variante del M1, el iMac Pro podría incorporar una pantalla Mini-LED, tecnología presente en otros equipos de la marca como el MacBook Pro o el iPad Pro. Eso, al menos, sugieren algunos rumores sobre la citada máquina.