SpaceX está encaminada a concretar sus objetivos más ambiciosos. El CEO de la compañía aeroespacial, Elon Musk, afirmó que Starship, el sistema de transporte de dos etapas que está siendo diseñado para alcanzar la Luna y Marte, podría realizar su primer vuelo orbital a principios de 2022. No obstante, el magnate ha advertido que la prueba podría no ser un éxito.

El fundador y actual director ejecutivo de SpaceX, brindó detalles actualizados del progreso de Starship en una videollamada con miembros de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos. La compañía tiene como objetivo realizar los primeros intentos de vuelo orbital en enero o febrero del próximo año. Y, si no hay contratiempos, le seguirán "una docena de lanzamientos" o tal vez más.

"Hay mucho riesgo asociado con este primer lanzamiento", reconoció Elon Musk, En esa línea, señaló que "no diría que es probable que tenga éxito". Ciertamente, está contemplado que este tipo de pruebas iniciales algo salga mal. A principios de 2021, la Starship SN10 logró aterrizar sin problemas en superficie. Sin embargo, segundos después explotó en mil pedazos debido a un incendio en la zona de los motores. El desempeño de la SN15, por su parte, fue estupendo.

¿Cómo será la prueba en órbita de Starship?

Crédito: Darrell Etherington

Starship es un sistema de transporte espacial totalmente reutilizable. El mismo está diseñado para llevar astronautas y carga a sitios lejanos como la Luna y Marte. Pero no se trata de una sola pieza. Este está integrado por la nave espacial Starship y el cohete Super Heavy. SpaceX asegura que, cuando el sistema esté terminado, se convertirá en el "vehículo de lanzamiento más poderoso del mundo".

Desde el inicio del proyecto, SpaceX ha realizado varios vuelos de prueba con prototipos de las distintas etapas de Starship desde la Starbase en Texas. Sin embargo, estas pruebas, en el mejor de los casos, alcanzaron una altitud máxima de 10 kilómetros y contaron con configuraciones reducidas en el número total de motores y, por consecuencia, en la potencia.

El primer vuelo de prueba orbital de Starship se realizará con el sistema completo. La nave espacial, llamada SN20, tendrá una configuración de seis motores Raptor. El Super Heavy, conocido como Booster 4, estrenará los 29 motores que la compañía instaló en agosto de este año. El plan del test es el siguiente: el conjunto despegará de la Starbase, mientas que el Booster 4 descenderá sobre Golfo de México. Por su parte, el SN20 dará una vuelta alrededor del planeta y protagonizará un aterrizaje en el Océano Pacífico. Recalcamos que es muy probable que no tenga éxito.