SpaceX lo logró. En la tercera prueba de gran altitud, la compañía dirigida por Elon Musk finalmente consiguió hacer aterrizar el prototipo SN10 de Starship, la impresionante nave espacial que pretende llegar a la Luna y Marte. A diferencia de los intentos previos, en esta ocasión los ingenieros no tuvieron demasiados problemas para que Starship regresara a la superficie en aparentes "buenas" condiciones. Sin embargo, la nave explotó algunos minutos después. Probablemente se deba al incendio provocado en la parte donde se ubican los motores.

Si bien el destino final de Starship SN10 fue el mismo de SN8 y SN9, el prototipo más reciente podrá presumir —en otra vida— que tocó el suelo en una sola pieza. Evidentemente, causó demasiada sorpresa que se hiciera añicos tras haber aterrizado de forma exitosa. Por ahora desconocemos exactamente cuál fue el motivo por el que explotó, pero seguramente SpaceX dará a conocer más detalles en los próximos días —incluso menos—. Puedes ver el instante de la explosión a continuación:

La prueba de Starship SN10 tuvo algunos contratiempos. Horas antes del test definitivo, la nave estuvo a punto de despegar, pero SpaceX abortó la actividad de último momento. Y al decir lo anterior ni siquiera nos referimos al último segundo, sino a la última décima de segundo que se observaba en el contador. Afortunadamente la compañía aeroespacial reprogramó la prueba para el mismo día.

Dejando a un lado el tema del aterrizaje, la prueba igualmente tenía como objetivo alcanzar los 10 kilómetros de altitud. En este sentido tampoco hubo problemas. La Starship SN10 alcanzó la cifra deseada y los tres motores Raptor se comportaron conforme a lo esperado. Recordemos que, en el caso de las tres pruebas que hemos podido ver, los motores se van apagando en secuencia al llegar a la altitud deseada.

Imagen de Starship SN10 al aterrizar | SpaceX

Una vez que Starship comienza a descender, los ingenieros de SpaceX se apoyan en otros propulsores para estabilizar la nave. En cierto momento cae en posición completamente horizontal, por lo que es necesario encender nuevamente los motores Raptor para que su impulso ayude a colocarla y mantenerla en vertical. Estos pasos salieron a la perfección durante la última prueba, ya que SN8 y SN9 no consiguieron una posición correcta.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.