Finalmente lo consiguieron. Después de múltiples intentos con desenlaces explosivos, SpaceX logró aterrizar un prototipo de la Starship con éxito. Se trata de la SN15, una nave que formará parte de las grandes hazañas de la compañía dirigida por Elon Musk. De hecho, el directivo aprovechó su cuenta de Twitter –como es habitual– para confirmar el logro. Es evidentemente que han dado un paso clave para consolidar uno de sus proyectos más ambiciosos. Sin embargo, todavía les queda un largo camino por delante.

La prueba de la Starship SN15 sufrió varios retrasos. De hecho, la idea original era realizarla en las últimas semanas de abril. El problema es que las condiciones meteorológicas no permitieron seguir adelante. Así pues, al fin todo estuvo en su lugar para desarrollar el test durante la tarde del 5 de mayo. A las 18:24, hora de Texas, despegó el prototipo sin contratiempos.

Starship SN15 alcanzó una altitud aproximada de 10 kilómetros. Una vez superada esta prueba, la sorprendente nave inició su descenso controlado. A diferencia de las prácticas anteriores, en las que SpaceX se encontró con algunos obstáculos para ubicar la nave en posición correcta, la SN15 no tuvo ninguna complicación. Claro, se dice fácil, pero detrás existe un trabajo de ingeniería extraordinario y preciso para poder lograrlo.

El proceso de aterrizaje tiene algunas similitudes con el del Falcon 9. El propulsor de este regresa a la Tierra y, cuando está a punto de tocar la superficie, vuelve a encender su motor para disminuir su velocidad de descenso. Ese fundamento también se aplica en la Starship, no obstante, al ser una nave de mayor tamaño, se apoya en dos motores encendidos en lugar de uno (tiene tres en total).

Incluso tras haber tocado la base de aterrizaje, los ingenieros de SpaceX esperaron algunos minutos antes de cantar victoria. Y es que a principios de marzo, la Starship SN10 también aterrizó, pero poco después explotó en mil pedazos. Eso sí, en el mencionado prototipo se pudo apreciar un incendio en la región de los motores antes de la explosión. Afortunadamente, con la Starship SN15 todo transcurrió conforme a lo planeado. Puedes ver su prueba completa a continuación:

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.