La Nintendo Switch se encuentra en el mercado desde 2017 y sus creadores consideran que aún tiene potencial por exprimir. Por ello no sorprende que Nintendo aún no tenga claro cómo será —y por ende, cuándo llegará— su sucesora. Así lo manifestó la compañía japonesa en un briefing tras la publicación de sus más recientes resultados financieros.

Según publica VGC, durante la reunión los directivos de Nintendo se refirieron a los posibles planes de una próxima generación de consolas. Específicamente se mencionó que están en "discusiones internas" sobre qué concepto de hardware adoptar y qué horizonte fijar en cuanto a una fecha de lanzamiento. Es evidente que el rendimiento de la Nintendo Switch en el mercado es satisfactorio y los de Kioto no sienten la necesidad de apresurar la llegada de un nuevo dispositivo.

De hecho, el informe menciona que en Nintendo creen que la Switch está recién en la mitad de su ciclo de vida, y que la performance en ventas puede crecer por sexto año consecutivo gracias al lanzamiento de la versión con pantalla OLED. Para favorecer la venta de la variante más nueva de su consola, la empresa rebajó el precio del modelo original en Europa a mediados de septiembre.

Tengamos en cuenta, de todos modos, que en los últimos días se conoció que los japoneses redujeron sus expectativas de fabricación y distribución del dispositivo, debido a la escasez de componentes.

Foto por Erik Mclean en Unsplash

La escasez de chips afecta a la Nintendo Switch y a proyectos futuros de Nintendo

Más allá de los problemas que provoca la escasez de chips sobre la producción y distribución de la Switch, Nintendo considera que la falta de componentes también impacta sobre el desarrollo de nuevo hardware.

Según Reuters, el jefe del equipo de desarrollo de Nintendo, Ko Shiota, se refirió al tema en una reunión con analistas. "La situación de los semiconductores está teniendo algún efecto en el desarrollo de hardware. Estamos buscando sustituir componentes y ajustar diseños para tratar de reducir el impacto", explicó.

Por lo pronto, Nintendo pone el énfasis en continuar fortaleciendo el ecosistema relacionado a la Switch. La consola lleva casi 93 millones de unidades enviadas y la compañía asiática apuesta a superar la marca de la Wii (101,6 millones) para marzo de 2022, en el cierre del año fiscal.