Android 12, la nueva versión del sistema operativo de Google, llega con una limitación que podría estar relacionada con el asunto legal de patentes entre la compañía de Mountain View y Sonos. Al parecer, la posibilidad de controlar el volumen del Chromecast a través de un smartphone ya no está disponible.

Los poseedores de un Google Chromecast comenzaron a reportar el "fallo" a través del foro IssueTracker cuando sus dispositivos recibieron Android 12, que se lanzó oficialmente el pasado mes de octubre. Sin embargo, parece ser que la posibilidad de ajustar el volumen de forma remota dejó de estar disponible desde las versiones beta. En un primer momento, Google mencionó que se desactivó de forma intencional, y aseguró que volverían a activara en las próximas versiones de prueba. Ahora, un empleado de la compañía confirma que se ha limitado debido a un "problema legal".

Disculpa las molestias.
No queríamos hacer un cambio tan malo, pero tuvimos que hacerlo para abordar un problema legal.
Hemos estado trabajando en una solución para mitigar la situación, y se incluirá en 12.1.

La característica continúa mostrándose en la interfaz, pero está atenuada, por lo que no puede utilizarse. Se desconoce, por el momento, si Google la activará de nuevo o implementará una nueva función para controlar el reproductor multimedia a través del smartphone.

¿Se trata de una de las patentes que Google supuestamente robó a Sonos?

Sonos, precisamente, cuenta con una característica que permite controlar el volumen de sus altavoces a través de los botones físicos del smartphone. Por lo tanto, es altamente probable que la eliminación de esta función en el Chromecast de Google esté relacionada con una de las patentes.

En 2020, Sonos demandó a Google por violar cinco de sus patentes relacionadas con los dispositivos inteligentes, la mayoría altavoces o equipos de audio. Entre ellas, se encontraba una relacionada sobre cómo los dispositivos podrían conectarse entre sí. Sonos, recordemos, cedió a Google estas patentes para que la compañía de Mountain View compatibilizará sus servicios y smartphones con los altavoces de la marca. La firma de Sundar Pichai, sin embargo, aprovechó estas patentes para desarrollar sus propios altavoces y gadgets de sonido, como el ChromeCat Audio.

Meses después, el juez jefe de la Comisión de comercio internacional de EE. UU. dio la razón a la compañía de sonido, alegando que fue Google quien robó y utilizó varias de las patentes de Sonos.