En plena celebración del CES 2020, Sonos ha demando ha Google por supuestamente robar su tecnología patentada de altavoces y aprovecharla en sus propios equipos. Se refieren, por supuesto, a la familia de dispositivos Google Home. De hecho, la firma de sonido también tiene la intención de proceder legalmente contra Amazon por el mismo caso, sin embargo, señalan que no pueden permitirse luchar contra dos gigantes a la vez.

Según informó Sonos a The New York Times, la demanda involucra un total de 5 patentes, una de ellas relacionada con la manera en que los altavoces pueden conectarse y sincronizarse entre sí. Además, han enviado una solicitud adicional a la FTC (Comisión Federal de Comercio, por sus siglas en inglés) para que se prohíban las ventas de portátiles (Chromecast), smartphones (Pixel) y altavoces de Google en los Estados Unidos.

Patrick Spence, CEO de Sonos, mencionó que "Google ha copiado descaradamente y con conocimiento" su tecnología patentada, y agregó: "A pesar de nuestros repetidos y extensos esfuerzos en los últimos años, Google no ha mostrado ninguna disposición a trabajar con nosotros en una solución mutuamente beneficiosa. No nos queda más remedio que litigar".

La cronología

De acuerdo a su narración de los hechos, todo inició cuando se asociaron con Google en 2013. En ese año, Sonos facilitó a los ingenieros de Mountain View los diagramas que explicaban cómo los altavoces interactúan entre sí de manera inalámbrica. Es importante señalar que, en aquel entonces, Google todavía no lanzaba ningún dispositivo de sonido inteligente.

No obstante, dos años después lanzaron el Chromecast Audio, cuyo propósito era proporcionales funciones inalámbricas a un altavoz antiguo. Un año más tarde llegó al mercado el Google Home, un equipo que ha resultado ser todo un éxito en ventas. Ante las sospechas, Sonos adquirió ambos productos para analizar su proceso de conexión, encontrando que Google había seguido los pasos de Sonos para resolver varios obstáculos tecnológicos. Lo mismo ocurrió con los Amazon Echo.

Antes de emprender acciones legales, Sonos se comunicó directamente con Google para informarles que habían violado algunas de sus patentes. Sin embargo, los dirigidos por Sundar Pichai no mostraron interés en solventar la situación, ya que entre 2016 y 2019 les notificaron del problema hasta en 4 ocasiones sin obtener respuesta. Finalmente Sonos entregó a Google un listado con hasta 100 patentes que, según creían, habían sido infringidas. Los de Mountain View se respaldaron afirmando que Sonos igualmente violó varias de sus patentes.

Si bien la empresa de California realizó un pago por las tarifas de licencia, la cifra no cubría la deuda total por el uso de patentes, señaló la firma de los altavoces. Más allá del reclamo por infracción de tecnología patentadas, Sonos asegura que Amazon y Google han abusado de su posición e influencia para hacer daño a sus competidores más pequeños.

La postura de Google y Amazon

Un portavoz de Google dijo a The New York Times que se encuentran "decepcionados de que Sonos haya presentado estas demandas en lugar de continuar las negociaciones de buena fe", y añadió: "Discutimos estos reclamos y los defenderemos vigorosamente". Amazon, por su parte, dejó claro que no han violado las patentes de Sonos: "La familia de dispositivos Echo y nuestra tecnología de música para varias habitaciones fueron desarrolladas independientemente por Amazon".

👇 Más en Hipertextual