Sonos comenzó enero de 2020 presentando una demanda contra Google por infringir varias de sus patentes. En concreto, la compañía denunció que la firma de Mountain View había violado 5 ideas relacionadas con sus dispositivos y tecnologías. Entre ellas, la forma en que los altavoces pueden conectarse y sincronizarse entre sí. Google respondió a las acusaciones de Sonos alegando que habían sido ellos quienes infringieron varias de sus patentes.

Ahora, una decisión preliminar dictada por Charles Bullock juez líder de la Comisión de comercio internacional de EEUU (USITC), da la razón a Sonos y asegura que fue Google quien violó las patentes relacionadas con las tecnologías de los dispositivos de audio, según ha podido conocer TechCrunch.

Eddie Lazarus, director legal de Sonos, respondió a la citada fuente alegando que la decisión tomada por el juez Bullock es un "hito prometedor" en el objetivo de defender la innovación contra contra "la apropiación indebida por parte de los monopolios de las grandes tecnologías".

Google, por su parte, insiste en que no han utilizado tecnología desarrollada por Sonos. Se posicionan, como es de esperar, en contra de la decisión del juez Bullock.

Sonos quiere bloquear la importación de los dispositivos de Google

Todo comenzó en 2013, cuando Sonos facilitó a Google los documentos que mostraban el funcionamiento de una tecnología que permitía conectar varios altavoces entre sí de manera inalámbrica. El objetivo era que Google compatibilizara su servicio de música, Google Play Music, con los altavoces Sonos. Dos años después, la compañía de Mountain View anunció el ChromeCast Audio, un gadget que permite transferir música desde un smartphone a cualquier altavoz. En 20216, Google comenzó a aventurarse en el mercado de los altavoces inteligentes en 2016 con el recién llegado Google Home.

No fue hasta ese año, 2016, cuando Sonos se dio cuenta de que la compañía de Mountain View había infringido varias de sus patentes. La firma especializada en audio acusó a Google por utilizar su posición dominante en el mercado para hacer daño a los competidores más pequeños.

El 13 de diciembre se celebrará el pleno de la de la Comisión de Comercio Internacional, que validará o denegará la decisión preliminar el juez Bullock. El objetivo de Sonos es evitar que Google continúe comercializando aquellos dispositivos que violan las patentes de la marca.