Samsung planea realizar dos eventos de lanzamiento con apenas un mes de margen. En enero, la compañía podría anunciar el esperado Galaxy S21 FE, mientras que los protagonistas del evento de febrero serían los Samsung Galaxy S22. Un movimiento un tanto extraño teniendo en cuenta que ambas líneas son muy similares entre sí. Pero que, sin embargo, podría tener sentido con el objetivo de evitar problemas causados por la escasez de semiconductores.

En concreto, y tal y como afirma Jon Prosser, Samsung anunciará la serie Galaxy S22 el 8 de febrero del próximo año. Retomando, por lo tanto, el calendario de lanzamiento habitual de esta línea de gama alta. Las reservas de los Galaxy S22, Galaxy S22+ y el recién filtrado Galaxy S22 Ultra comenzarían ese mismo día, mientras que la salida a la venta está prevista para el 18 de febrero.

Es poco probable que la compañía surcoreana retrase el lanzamiento de sus nuevos smartphones, como sí hizo con el Galaxy S21 FE. No obstante, los Galaxy S22, al igual que otros móviles de otros fabricantes, podrían sufrir problemas de stock a causa de un nivel de producción inferior al que se obtenía años atrás. Esto impediría que muchos usuarios interesados en la compra de alguno de los mencionados modelos puedan recibir su producto a tiempo. Precisamente, es algo que ya sucede en otros fabricantes. Apple, de hecho, ha decidido limitar la producción de sus iPad para dotar a los iPhone de componentes necesarios con el objetivo de no retrasar la cadena de producción y, de este modo, evitar que los plazos de envío sean extensos.

Samsung se resiste a abandonar el Galaxy S21 FE: ¿perjudica esta decisión a los Galaxy S22?

Samsung Galaxy S21 FE | Crédito: OnLeaks

Los últimos reportes aseguran que Samsung podría apostar por una única versión de los Galaxy S22 con SoC Snapdragon, dejando de lado la inclusión de un procesador Exynos. Samsung, hasta ahora, optaba por dos versiones de procesador. En algunas regiones, como en Europa o Asia, implementaban chips Exynos de alta gama, mientras que los modelos para Estados Unidos incluían un Qualcomm Snapdragon equivalente en eficiencia y rendimiento. La escasez de semiconductores, según LetsGoDigital, podría ser la causante, por lo que no será algo que ayude a mejorar la situación.

En paralelo, Jon Prosser ha asegurado que el Galaxy S21 FE se lanzará a principios del próximo año. En concreto, se espera que el dispositivo con prestaciones similares a los Galaxy S21, pero con un precio más reducido, se anuncie de forma oficial el 4 de enero. Su comercialización, además, está prevista para el día 11 de ese mismo mes. Este terminal, recordemos, ha sufrido varios retrasos a causa de la escasez de semiconductores. Samsung, de hecho, estuvo pensando en suspender su producción a causa de un bajo stock de procesadores Qualcomm.

Curiosamente, el Samsung Galaxy S21 FE utilizará un procesador de alta gama, similar al de los Galaxy S22. No hay que olvidar que ofrecer un potente rendimiento a un precio ligeramente inferior es uno de los atractivos de este dispositivo. Según las últimas informaciones, la compañía no podría haber continuando con la producción si no fuese por la decisión de apostar por dos SoCs diferentes: Qualcomm para algunos mercados y Exynos para Europa y Estados Unidos.

El Galaxy S21 FE, por lo tanto, podría haber sido otro motivo más por el que los Galaxy S22 llegarían con una única versión de procesador. Puede resultar una buena estrategia para mantener un equilibrio en el stock de ambos smartphones. Sin embargo, continuará afectando a la disponibilidad del Galaxy S22 Ultra. Deshacerse del Galaxy S21 FE no parece ser una opción para la firma surcoreana. Sobre todo, si tenemos en cuenta que la actual versión de esta gama fue un éxito en ventas.