La escasez mundial de semiconductores también está afectando a Samsung, quien prepara importantes lanzamientos para esta segunda mitad del año, como sus nuevos plegables o el Galaxy S21 FE. La compañía, incluso, planteó cesar la producción de este último smartphone. No obstante, parece que han encontrado una solución para que el modelo de gama alta siga adelante: prescindir de Qualcomm en algunos mercados.

Según un medio surcoreano (vía SamMobile), Samsung utilizará su procesador Exynos 2100 en algunos modelos del Galaxy S21 FE. La compañía podría lanzar el Galaxy S21 FE con Snapdragon 888 en Europa y Estados Unidos, mientras que las versiones con Exynos 2100 se comercializarían en otros mercados. El resto de especificaciones, como la memoria RAM, almacenamiento, configuración de cámara o el tamaño y resolución de la pantalla pantalla, serían las mismas en las dos variantes.

No es la primera vez que Samsung lanza dos versiones del mismo modelo con diferentes procesadores. De hecho, es algo que lleva haciendo desde hace años. Los Galaxy S21 también se venden con procesadores Snapdragon 888 y Exynos 2100. Ambos chipsets ofrecen un rendimiento similar y comparten muchas prestaciones, como un módulo 5G  de hasta 7.35 Gbps de descarga o soporte para vídeo 8K.

El Samsung Galaxy S21 FE sigue adelante

Samsung Galaxy S21 FE | Crédito: OnLeaks

Hace unas semanas, un reporte desveló que la compañía barajaba la posibilidad de suspender la producción de este dispositivo. Al parecer, Samsung tiene un stock limitado de procesadores Qualcomm, SoC que también incluirán los Galaxy Z Flip y Z Fold, modelos que llegarán antes que el Galaxy S21 FE. La compañía no tardó en desmentir los rumores, asegurando que no había una decisión tomada respecto a la suspensión de este modelo.

Pese a la solución , Samsung ha tenido que retrasar el lanzamiento de este dispositivo. La compañía tenía previsto anunciar el Samsung Galaxy S21 Fan Edition durante el mes de agosto. Ahora, se espera que el smartphone se presente durante algún momento del cuarto trimestre del año.

El Samsung Galaxy S21 FE podría llegar una pantalla Super AMOLED de 6.5 pulgadas, así como una tasa de refresco de 120 Hz. El terminal incluiría una triple cámara de 12 megapíxeles y una cámara para selfies de 32 megapíxeles. Su precio no superaría los 700 euros.