Después de varios meses de disputa legal, un juzgado federal estadounidense falló contra la demanda presentada por Blue Origin contra la NASA. La compañía de Jeff Bezos había recurrido a la justicia para protestar la elección de SpaceX como único contratista privado para desarrollar el módulo de alunizaje del programa Artemisa.

El fallo contra la demanda de Blue Origin fue del juez Richard Hertling, del Tribunal Federal de Reclamaciones de Estados Unidos. El magistrado rechazó las afirmaciones de la empresa, que aseguraba que la elección de SpaceX por parte de NASA era errónea, y que en el proceso se ignoraban "requisitos clave de seguridad de vuelo".

Si bien se ha conocido la decisión de Hertling, aún no se han publicado sus argumentos. Esto se debe a que el caso incluye información propietaria de las empresas involucradas, de modo que ambas tendrán tiempo hasta el 18 de noviembre para proponer qué secciones de los documentos se deben censurar antes de hacerlos públicos.

El rechazo a la demanda de Blue Origin permitirá que la NASA y SpaceX vuelvan a trabajar en el módulo de alunizaje del programa Artemisa. Vale destacar que la demanda había obligado a frenar el desarrollo de este proyecto; el mismo tiene un contrato valuado en 2,900 millones de dólares en favor de la firma de Elon Musk.

Como no podía ser de otra manera, el propio Musk aprovechó su cuenta de Twitter para referirse socarronamente al tema:

El fallo contra Blue Origin, un capítulo más en la riña entre Elon Musk y Jeff Bezos

Blue Origin

La demanda de Blue Origin a la NASA es solo un capítulo más en la creciente rivalidad entre Elon Musk y Jeff Bezos. Los empresarios se lanzaron dardos en varias oportunidades durante los últimos meses pues su disputa no se limita a los viajes a la Luna, sino que también involucra a los satélites Starlink.

En agosto, por ejemplo, Kuiper Systems, una subsidiaria de Amazon, envió una carta de protesta a la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC). En la misma pidió que se le niegue una autorización a SpaceX para contar con dos configuraciones para alinear su constelación de satélites.

"Resulta que Bezos se retiró para conseguir un trabajo de tiempo completo presentando demandas contra SpaceX", publicó en su momento Elon Musk. "Las compañías de Musk dejan claro que las reglas son para otros", dijo poco después el abogado de Kuiper Systems. Sin embargo, el CEO de Tesla y SpaceX no tardó en apuntar de nuevo contra el líder de Blue Origin, y le recordó a Bezos que no podía forjar su camino a la Luna en base a demandas.

Por lo pronto, la justicia de Estados Unidos puso punto final a un capítulo en esta batalla legal entre Blue Origin, la NASA y SpaceX. De todos modos, queda claro que la rivalidad entre Bezos y Musk aún está lejos de apaciguarse.