Con la brecha descomunal de nivel narrativo que ya había entre las dos épocas distintas de la segunda historia que nos cuentan en la décima temporada de American Horror Story (Ryan Murphy y Brad Falchuk, desde 2011), era muy difícil arreglarlo durante el episodio “The Future Perfect” (10x10). La inercia es un fardo pesado para lo bueno o lo sencillamente admisible, como la parte de la trama alienígena en blanco y negro de Double Feature, y para lo ridículo, que aquí se nos echa encima al pasar a todos los colores del presente.

La primera secuencia de este capítulo nos regala otra de las interesantes reescrituras históricas sobre hechos que implican a Estados Unidos; y que se conocen sobradamente en el resto del mundo, más por su difusión a través de las producciones de Hollywood que por otro canal comunicativo o de la enseñanza. Y tal vez sirve para explicar el empeño de los sucesivos moradores de la Casa Blanca en mantener la situación hasta el malhadado Richard Nixon (Craig Sheffer); pero quizá resulte casi un exceso como verdadera razón oculta para que suspendamos nuestra incredulidad.

Siempre, ‘The X-Files’

FX | Disney Plus

El elemento con el que acaban estas interacciones iniciales profundiza en las raíces conspiranoicas del relato por añadir otro elemento famoso de este ámbito demencial. Pero la forma en que se utiliza entraña otro parecido de tantos con el argumento principal de The X-Files (Chris Carter, desde 1993); aquel que se desarrolla a partir del episodio doble compuesto por “Patient X” (5x13) y “The Red and the Black” (5x16) y que culmina en el de “Two Fathers” (6x11) y “One Son” (6x12).

A estas alturas de la temporada de American Horror Story, dudar de la influencia de la imprescindible serie sobre las aventuras de Fox Mulder (David Duchovny) y Dana Scully (Gillian Anderson) sería absurdo, y Ryan Murphy y Brad Falchuk (Nip/Tuck, a golpe de bisturí) deberían mencionar al creador californiano para agradecerle su impagable aportación en los créditos.

Pero la reescritura bélica no es la única que nos arrojan en este capítulo, y la siguiente no entraña ningún problema de verosimilitud, de modo que se limita a contribuir para hacer más jugosas sus reinvenciones de las altas esferas estadounidenses con un foco similar al de Forrest Gump (Robert Zemeckis, 1994). Y, después de que se unan por fin las dos mitades sobre la pesadilla extraterrestre coloreando lo gris, se insiste en los ingredientes a lo Alien (Ridley Scott, 1979) que nos había dejado el final de “Blue Moon” (10x09).

Un final de temporada de ‘American Horror Story’ absolutamente olvidable

FX | Disney Plus

El personaje de Theta (Angelica Ross), con toda su palabrería acerca de los embarazos de hibridación, es una especie de Tía Lydia (Ann Dowd), la de El cuento de la criada (Bruce Miller, desde 2017), pero de otro planeta y de saldo, mucho más simple, sin su santurronería hipócrita, ni su inquietante ambigüedad ni, por ello, su gran atractivo dramático. Y se queda en una sacerdotisa carente de fuste y, oh, con los gestos estomagantes de Esperanza Gracia.

Durante su intervención, “The Future Perfect”, que ha sido escrito por los reincidentes Brad Falchuk, Manny Coto (Dexter), Kristen Reidel (The Blacklist) y Reilly Smith (Hollywood) y rodado a las órdenes de Axelle Carolyn (La maldición de Bly Manor), la cual también ha dirigido “Blood Buffet” (10x04), se despeña como quien se lanza a una piscina en uno de los peores defectos ocasionales de American Horror Story: las escabechinas indiscriminadas y absurdas.

Aquí provocan vergüenza ajena por lo cutre, lo grotesco y lo risible de su puesta en escena desangelada. Y, sin embargo, lo más lamentable es que los despropósitos no terminan ahí; aún podemos quedarnos con peor sabor de boca debido a su frustrante final, el más penoso de las diez temporadas de antología terrorífica que Ryan Murphy y Brad Falchuk nos han ofrecido hasta la fecha. Qué lejos está Double Feature de la magnífica Asylum. Ojalá regresen a esta ficción televisiva de FX tan buenos tiempos.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.