Los perros robot llevan años siendo una realidad, y aunque Boston Dynamics es una de las compañías que más ha mostrado lo que es capaz de hacer un androide de estas características, no es la única que quiere presumir de todo el potencial. Una empresa de seguridad ha equipado a un perro robot cuádruple de Ghost Robotics con una potente arma, y vas a desear no encontrarte nunca con uno de ellos.

El diseño del perro robot no va mucho más allá de lo que ofrecen otras compañías. Su mecanismo, eso sí, parece más completo, dado a que necesita equipar todos los sistemas que permitirán funcionar el arma de fuego. El rifle es un módulo independiente que se acopla a la parte superior del cuerpo, y está desarrollado por la empresa SWORD Defense Systems. Por suerte, el robot cuádruple no tiene la capacidad de disparar de forma autónoma, sino que será un ser humano quien controlará el arma a distancia.

La compañía asegura que el arma, llamado fusil no tripulado de propósito especial (o SPUR, por sus siglas en inglés), tiene un alcance de 1.200 metros. El sistema, además, cuenta con una cámara térmica y un sensor con un zoom 30x. El módulo también incluye la "capacidad de cargar y proteger el arma a distancia". Por lo que un perro robot de estas características puede ser un elemento muy útil para los cuerpos de seguridad que utilizan armamento no tripulado.

Los perros robot con armas: una herramienta más para el ejército

Por el momento, no hay detalles sobre la comercialización de este sistema. Tampoco se ha visto en acción, más allá de las imágenes que ha compartido la compañía tras mostrar una unidad de un perro robot de Ghost Robotics en la conferencia anual de la Asociación del Ejército de los Estados Unidos.

No obstante, los perros robot parecen ser una herramienta muy útil para el ejército y la policía. En Francia, por ejemplo, han utilizado un robot de Boston Dynamics para comprobar cuánto puede ayudar en las misiones. Si bien en algunas de las tareas puestas a prueba el Robot no conseguía encajar, en general puede ser de utilidad para realizar labores a distancia. En Estados Unidos, sin embargo, el perro robot patrullero no tuvo muy buena acogida por parte de los ciudadanos. Esto ocasionó que hizo que el departamento de la Policía de Nueva York retirara su uso.