La historia de Sony y sus tiendas virtuales de PlayStation 3 y PS Vita ha tenido varias idas y vueltas este año. A fines de marzo, la compañía anunció el cierre de las mismas, pero revirtió la decisión pocos días después debido a las críticas de los fanáticos. Pero, si bien las plataformas se han mantenido activas, sufrirán un cambio importante próximamente: ya no aceptarán pagos con tarjetas de crédito, de débito, o a través de PayPal.

La novedad se confirmó a través de un anuncio realizado por Sony en su página de soporte. La medida se hará efectiva a partir del 27 de octubre, de acuerdo a lo informado. Desde dicha fecha, ya no se podrá comprar contenido desde la PlayStation 3 o PS Vita con los medios de pagos mencionados. Y tampoco será posible utilizarlos para añadir fondos al monedero de la PlayStation Store, al ingresar desde estas consolas.

Esto no significa que no se podrá continuar comprando en las tiendas virtuales de ambas consolas. Sin embargo, será necesario adoptar vías alternativas para acreditar el dinero. "Para comprar contenido digital para tu consola PlayStation 3 o PS Vita, debes tener fondos suficientes en tu monedero en PlayStation Store. Para añadir fondos, canjea una tarjeta de regalo de PlayStation Store, o usa una tarjeta de crédito o débito, PayPal u otro método de pago disponible desde un ordenador, dispositivo móvil, PS4 o PS5", indicaron.

Si bien es posible evadir esta limitación al cargar fondos desde dispositivos que no sean la PlayStation 3 o la PS Vita, sin dudas se trata de una incomodidad para los usuarios. Además, VGC indica que en países como Japón es necesaria una tarjeta de crédito para comprar juegos calificados para mayores de 18 años, por el sistema de verificación de edad. Por ende, cuando ya no se acepte dicha forma de pago, será imposible adquirirlos.

Foto por Aleks Dorohovich en Unsplash

¿Qué ocurre con los juegos de PlayStation 3 y PS Vita con tiendas integradas?

Según explica Sony, todo el contenido que se encuentre disponible en los juegos a través de compras internas podrá seguir siendo adquirido. Sin embargo, los pagos deben realizarse con fondos disponibles en el monedero de PlayStation Store. Esto significa que tampoco se podrán utilizar PayPal o tarjetas para las compras in-game. Dicha medida también afecta a los DLC, lógicamente.

Ya veremos qué impacto tiene esta decisión sobre las tiendas virtuales de PlayStation 3 y PS Vita. Todo hace pensar que Sony está comenzando a descontinuar algunos servicios para "forzar" a los usuarios a emigrar a plataformas más modernas. Más allá de su prolongado compromiso con la PS3, la determinación de la compañía es lógica, incluso desde un punto de vista de seguridad. Les guste o no a los fanáticos, en algún momento los productos más antiguos deben pasar a retiro.