Sony dio marcha atrás a su decisión de cerrar la PlayStation Store del PS3 y PS Vita. Tras una oleada de críticas de los usuarios, la compañía reconsideró y anunció que las tiendas continuarán operando como siempre.

Jim Ryan, presidente y director ejecutivo de Sony Interactive Entertainment afirmó que tomaron una decisión equivocada. En una publicación del Blog de PlayStation, Ryan confirmó que no cerrarán las tiendas de la PS3 y PS Vita, aunque si lo harán con la PSP.

"Cuando tomamos la decisión de finalizar el soporte para compras de la PS3 y PS Vita, nació de una serie de factores, incluidos los desafíos de soporte comercial para dispositivos más antiguos y la capacidad de concentrar más de nuestros recursos en dispositivos más nuevos donde la mayoría de nuestros jugadores siguen jugando."

La decisión inicial era obvia desde el punto de vista corporativo, puesto que se trataba de consolas con más de una década en el mercado. Lo que no consideró Sony es que una base considerable de fanáticos alzarían la voz, puesto que no hay modo de jugar esos títulos en las consolas modernas.

Con el fin de la tienda virtual, Sony habría borrado parte importante de su historia

Fotografía: PS3 Controller(Licencia)

El fin de la tienda virtual de PS3 y PS Vita implicaría que muchos juegos se perderían. Ante esto y la saturación que presenta la PlayStation Store debido a las compras de pánico, Sony reconsideró su decisión.

"Ahora vemos que muchos de ustedes están increíblemente apasionados por poder seguir comprando juegos clásicos en PS3 y PS Vita en el futuro previsible, así que me alegro de que hayamos podido encontrar una solución para continuar con las operaciones."

Aunque el tráfico de la PlayStation Store en las consolas antiguas es apenas una fracción de la PS4 o PS5, el que exista una tienda es más que necesario. Uno de los grandes problemas de Sony es que la retrocompatibilidad nunca formó parte de su estrategia inicial. La tecnológica ha cambiado el discurso en meses recientes tras la presión de los fanáticos.

A lo anterior debemos sumar que la PS3 fue una de las consolas más conflictivas en cuanto a desarrollo gracias al hardware. El emulador RPCS3 puede ejecutar cerca del 60% de juegos, aunque algunos con problemas gráficos o ralentizaciones por lo que esta opción queda descartada, al menos en el futuro inmediato.

La decisión de mantener las tiendas virtuales de PS3 y PS Vita ayudará a liberar el tráfico en las próximas semanas y permitirá que más personas puedan experimentar un periodo importante de la historia de Sony y la PlayStation.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.