Para cualquier espectador que esté familiarizado con las novelas de Stephen King y haya visto Misa de medianoche (2021), la dramática miniserie de Mike Flanagan (La maldición de Hill House) que ahora forma parte del catálogo de Netflix, no será ningún secreto que bebe abiertamente de la obra del escritor de Maine. No en vano, el cineasta ya había dirigido las adaptaciones de El juego de Gerald (2017) y Doctor Sueño (2019), la secuela de la pesadilla en el Hotel Overlook (Stanley Kubrick, 1980).

Encontramos, pues, en la misma elementos reconocibles de Carrie (1974), El misterio de Salem’s Lot (1975), El resplandor (1977), La niebla (1980), Tommyknockers (1987), La tienda (1991), La tormenta del siglo (1999), la mencionada Doctor Sueño (2013) y Revival (2014). Y que en la habitación juvenil del personaje de Riley Flynn (Zach Gilford) haya varios libros de Stephen King colocados en una estantería lo hace mucho más evidente.

‘Misa de medianoche’ según Stephen King

The USO | Flikr

Con todas estas circunstancias, a nadie le puede extrañar que Netflix le hubiese proporcionado acceso previo al novelista para que pudiese ver los siete episodios de Misa de medianoche antes de que se estrenara. Como a los críticos. Porque, de esta forma, si la miniserie le agradase a Stephen King y la recomendara en Twitter según su costumbre con lo que le gusta, pocas campañas de publicidad podrían igualársele.

Y así fue: a diez días del lanzamiento en la plataforma de streaming, el escritor tuiteó lo siguiente: “Misa de medianoche, en Netflix: Mike Flanagan ha creado una historia de terror densa y bellamente fotografiada que llega a un alto nivel de horror en el séptimo y último episodio”. Total: éxito absoluto en la estratagema de Netflix, pues ¿qué lectores constantes del literato van a perderse una recopilación segura como esta de sus grandes éxitos en formato de miniserie? Solo los que estén en Babia.