El juego del calamar quizá sea considerada, a final de año, como la serie de Netflix 2021. Aunque tal consideración involucra múltiples variantes críticas, si se evalúa por su impacto global parece que no tendrá rival. La producción de Netflix se convirtió en un fenómeno del streaming que, a su vez, ha mutado hacia distintos espacios. Eso explica, por ejemplo, la adaptación de uno de los juegos como un efecto para Instagram.

El interés generado también invita a seguidores, críticos y curiosos a establecer distintas teorías. El juego del calamar, fiel a la tradición de las narrativas asiáticas, ofrece distintas sorpresas y giros inesperados. A través de ellos no solo se sostiene el guion sino que también se propician distintas lecturas. La serie no finaliza con el último capítulo; también persiste en discusiones y teorías. Entre esos factores se encuentra una serie sólida, un drama entretenido sobre el cual se hablará como si se trata de un producto de culto.

Ese interés, casi febril, ha llevado a distintos espectadores y analistas a mirar El juego de calamar a detalle para reconocer posibles fallos y revelar una serie de curiosidades y teorías que, quizá, no sean tenidas en cuenta por otros espectadores. A continuación resumimos algunas de las más interesantes teniendo en cuenta su sentido lógico y el valor argumentativo para comprender la producción de Netflix.

Algunos detalles que no viste sobre El juego del calamar

El youtuber Charlie Tales desarrolló un video en el que explica 20 cuestiones vinculadas con la serie de Netflix. Su video ya tiene más de 200.ooo likes y supera los nueve millones de reproducciones. Tomamos algunas de ellas.

El anciano

Lo más probable es que la mayoría de los espectadores lo notara pero no lo creyeran. Sin embargo, desde el primer capítulo, hay distintas señales que nos sugieren que Oh Il-nam, interpretado por O Yeong-su, estaba involucrado de lleno en toda la organización. Esto se confirma un poco antes del final, cuando el policía revisa el archivo de los participantes y su hoja de vida no estaba. Si te das cuenta, el historial de jugadores pasa directamente al número 2.

Entonces, distintos gestos o conveniencias, como cuando se produce un motín dentro del espacio de descanso y él sobrevive, comienzan a tomar otro sentido, además de la referencia como el jugador 001.

El vestuario

Uno de los aspectos más llamativos durante los primeros capítulos de El juego del calamar es el color de los uniformes de los distintos grupos participantes. Los jugadores iban de verde mientras que los guardias o responsables iban de color rosa. La explicación de este detalle, según el propio creador de la serie, Hwang Dong Hyuk, tiene relación con la paleta de colores: uno se opone al otro dentro del círculo cromático. Además, Hwang Dong Hyuk, la elección del estilo de uniforme de los jugadores se basó en evocar el uniforme de gimnasia o educación física de las escuelas coreanas. 

El misterio (no tan misterio) sobre los juegos

Uno de los puntos clave de la trama de la serie de Netflix es que los participantes no sabían cuáles serían los juegos en los que tendrían que participar. No es menor esto porque de esa información partían las distintas estrategias, individuales o grupales. El nombre de cada juego se guardaba con recelo… o quizá no tanto.

A medida que la habitación donde duermen los participantes se vacía, se descubre que en las paredes están los distintos juegos dibujados. Los participantes sólo habrían tenido que prestar atención para reconocerlos. 

El rol de El Líder

El Líder fue una de las figuras más particulares en relación con El juego del calamar. No solo por su atuendo, distinto al de todos, sino también por su rol organizador y protector. Aunque la serie no sugiere mayor cosa sobre él, hay varios detalles a través de los cuales se puede recomponer su perfil. Hwang In-ho, interpretado por Lee Byung Hun, no solo es El Líder. También fue uno de los participantes.

En concreto, según descubre su hermano investigando sobre él, Hwang In-ho participó en la edición 2015 y fue el ganador de ese año. 

¿Cómo fueron seleccionados los guardias?

Aunque en este apartado no hay una información clara, una de las teorías compartidas por Charlie Tales explica que el rol de uno u otro dependía del color con el que eligieron jugar cuando el reclutador los contactaba. Hay que recordar que había dos, uno azul y otro rojo. 

El número detrás de la tarjeta

El siguiente detalle sobre la serie de Netflix ya se había hecho público: el número al que los jugadores tenían que llamar para confirmar su participación o solicitar información es real. Hace unos días, el usuario declaró: “Lo he usado durante los últimos diez años, me da muchísima pena. He tenido que borrar más de 4.000 números que me han intentado contactar. Son tantas las llamadas que me quedo sin batería. Al principio no entendía lo que sucedía, pero un amigo me dijo que mi teléfono aparecía en la serie y ahí lo entendí todo".

El rol de los guardias de El juego del calamar

Una de las teorías que se trata en la actualidad y que, visto lo visto, podría tener bastante lógica es que los guardias son responsables de un participante en particular. ¿Cuál es el argumento para esta idea? Que ellos duermen en habitaciones que también están numeradas. Por tanto, se establece una relación entre el número del jugador y el número del guardia. A medida que El juego del calamar avanza, los espacios se van quedando poco a poco vacíos, tanto de jugadores como de guardias.