Dentro del panorama de smartwatches pensados para el mundo Android, se podría decir que existen dos grupos. Por un lado, el de marcas ya consagradas, como Samsung, Huawei o las exclusivas para el ámbito deportivo, como Garmin, que lanzan al mercado smartwatches con muy buenas prestaciones, tanto en la calidad de sus materiales como en funcionalidad; y un segundo grupo pensado para todos aquellos que no quieren gastar más de 300 euros en un reloj pero que tampoco quieren renunciar a una experiencia aceptable.

Dentro de esta segunda categoría, uno de los principales candidatos (con permiso de realme y Xiaomi) es Huami, ahora bajo el nombre de Zepp Health, con su marca de relojes Amazfit. Dedicarse exclusivamente a desarrollar un producto hace que tengamos todo tipo de modelos, desde los más básicos como el Amazfit Bip, que podemos encontrar por alrededor de 30 euros, a otros más avanzados como la familia GTR o GTS y pasando por los pensados para el deporte más extremo, como los Amazfit T-Rex.

Hoy Zepp Health ha sacado dos nuevos modelos GTR 3 y GTS 3 y una variante PRO, compatibles con Alexa y con precios que parten de los 149 euros, están llamados a quedarse con una interesante cuota de mercado. En Hipertextual hemos probado durante varios días el Amazfit GTR 3 Pro, y te contamos qué nos ha parecido.

Experiencia con el Amazfit GTR 3 Pro: buena pero con alguna que otra pega importante

La primera sensación al ponernos el Amazfit GTR 3 Pro en la muñeca es que no se trata de un smartwatch “low cost”. De hecho, está construido en una aleación de aluminio que le da una sensación resistente pero con un peso bastante ligero, de sólo 40 gramos (incluyendo la correa). En el lateral derecho, sobresale un botón físico en la parte inferior y una corona de navegación en la parte superior. Ambos botones se pueden personalizar con accesos directos.

En cuanto a la pantalla, estamos ante una AMOLED UltraHD de 1,45 pulgadas y una resolución de 480 x 480 px, con una relación pantalla-cuerpo que supera el 70%. Si bien tiene una calidad decente, en ocasiones es poco precisa a la hora de utilizar la función táctil, por ejemplo para introducir un código numérico de desbloqueo. 

Batería y autonomía: aceptable incluso con un uso exhaustivo

Desde la marca, indican que los 450mAh de su batería son capaces de ofrecer hasta 30 días en modo ultra ahorro, 12 si hacemos un uso normal y seis haciendo un uso exhaustivo. En mi caso, lo he usado las 24 horas, incluso para dormir y para monitorizar el deporte unas tres, cuatro veces por semana. También para recibir llamadas y notificaciones por lo que el uso ha sido continúo y la batería llegaba a los seis días. Comparado con el smartwatch que venía utilizando (un Huawei Watch GT 3 Pro) que ofrecía un máximo cuatro días de batería, el GTR 3 Pro está un peldaño por encima, aunque claro, en general es un reloj de categoría inferior.

En cuanto a la navegación, encontramos un menú en forma de lista, por la que sólo nos podremos mover de arriba a abajo. Esto es algo que choca directamente con otras opciones del mercado donde tenemos un menú en forma de malla y es más sencillo moverse por las diferentes opciones. 

Sobre la conectividad, se conecta con el teléfono por Bluetooth (aunque también tiene WiFi), permite responder llamadas, pero no realizarlas, y recibe notificaciones, aunque tampoco permite responderlas

Monitorización y deporte: más de 150 modos pero una detección automática a falta de pulir

En cuanto a la medición del sueño, aunque no tiene una fiabilidad exacta, se acerca bastante a la realidad. Mide tanto las fases de sueño ligero como profundo y fase REM, además de la frecuencia cardíaca durante la noche.

A la hora de medir el deporte, hay dos factores importantes. El primero es que incluye una gran variedad de actividades físicas, más de 150 por lo que todo el mundo podrá registrar con precisión su actividad física. El aspecto negativo es la detección automática de ejercicio: al visitar la aplicación, vemos que ha contado como ejercicio de bicicleta parte de un trayecto en moto por lo que al final de la semana o mes, el cómputo global de ejercicio no es el correcto.

Amazfit GTR 3 y GT3 por 149 euros: un buen acceso a un reloj inteligente

Amazfit tiene todavía algunos smartwatches a la venta por precios que rondan los 40 euros, como el Bip, y que ha supuesto la puerta de entrada a un gran número de personas al mundo de los relojes inteligentes. Para todos ellos, el paso evolutivo lógico sigue siendo un smartwatch mucho más completo y que tenga un precio que no se dispare en exceso.

En concreto, a este público es al que se dirigen estos nuevos dispositivos Amazfit. Los nuevos Amazfit GTS 3 y GTR 3 bajan 50 euros el precio del modelo Pro, aunque no es gratis y penaliza en la pérdida de funciones..

En cuanto a diferencias entre los dos modelos, el GTS 3 tiene la pantalla cuadrada en lugar de redonda, y el GTR tiene una autonomía mayor, 21 días haciendo un uso normal.

Sobre las carencias, comparados con el modelo GTR 3 Pro, ni el GTR 3 ni el GTS tienen Bluetooth ni WiFi, altavoz o almacenamiento interno de música.

En resumen, Amazfit se mueve cómodo en el segmento de gama media de relojes inteligentes. Pone sobre la mesa toda su experiencia en el desarrollo de estos dispositivos, dando y quitando lo necesario para dar como resultado una familia de smartwatches con una relación calidad-precio muy buena. De hecho, así es el Amazfit GTR 3 Pro por lo que, si consigue anteponerse a otras marcas, que ya tienen la batalla del márketing ganada, puede liderar sin ningún problema las ventas en esta categoría de producto.