A medida que se acerca el lanzamiento de Windows 11, programado para el próximo 5 de octubre, se van conociendo más detalles sobre el esperado soporte para aplicaciones Android. Hace unas semanas, Microsoft reconoció el retraso de la disponibilidad general de su característica estrella y anunció que llegará a los Insiders "en los próximos meses". Ahora, una pieza esencial reveló cuáles serán los requisitos de hardware para ejecutar apps APK o AAB en el escritorio.

Según BleepingComputer, antes de que comience el despliegue para miembros del Programa Windows Insider, Microsoft publicó el placeholder del subsistema de Android en su tienda de aplicaciones. Se trata del elemento que, entre otras cosas, gracias a una máquina virtual, brindará la compatibilidad con el Proyecto de Código Abierto de Android (AOSP). Este requerirá un mínimo de 8 GB de RAM y 16 GB de RAM para un funcionamiento recomendado.

De acuerdo a estos datos, quienes usen Windows 11 con menos de 8 GB de RAM (4 GB es el mínimo requerido para instalarlo) se quedarán sin la posibilidad de ejecutar aplicaciones de Android. En cuanto al procesador, el subsistema de Android funcionará tanto con chips Intel, como AMD o ARM. Esto será posible gracias a la tecnología Bridge de Intel, que es un compilador posterior en tiempo de ejecución que brinda compatibilidad nativa más allá de la arquitectura.

Aplicaciones de Android en Windows 11

Crédito: Microsoft

Las aplicaciones de Android se podrán descargar en Windows 11 desde la tienda de Amazon, que se integrará a la nueva Microsoft Store. El día de la presentación de su nuevo sistema operativo, los de Redmond mostraron corriendo apps como TikTok, Ring, Yahoo, Uber y más. Con este movimiento, el gigante del software estaría intentando ponerse a la altura de Apple, que ya permite ejecutar apps de iOS en ordenadores macOS con chips M1.

No obstante, la Amazon Appstore no contará con todas las aplicaciones de Android disponibles en la App Store de Google. Si bien en los últimos meses surgieron los rumores de que se permitirían instalar apps de fuentes desconocidas, eso aún no esta confirmado. Ahora solo resta esperar para saber si esta característica funcionará como Microsoft quiere pero, por sobre todo, si logrará convencer a los usuarios.