Windows 11 ya tiene fecha de lanzamiento confirmada. Será el próximo 5 de octubre cuando comience a llegar a los usuarios. El software se ofrecerá como una actualización gratuita para todos quienes cuenten con una licencia de Windows 10, pero llegará con una ausencia muy importante. Se trata del soporte para apps de Android, que no estará disponible en la primera versión del sistema operativo.

Si bien la información disponible es bastante escueta, esta característica se sumaría recién en 2022. Sin dudas se trata de una noticia indeseada, especialmente si tomamos en cuenta que el soporte para apps de Android es una de las funciones más destacadas de Windows 11.

Microsoft solamente ha mencionado que una versión preliminar de esta opción llegará al programa Windows Insider en los próximos meses. "Esperamos continuar nuestro viaje para llevar las aplicaciones de Android a Windows 11 y la Microsoft Store, a través de nuestra colaboración con Amazon e Intel", indicó la corporación de Redmond.

Habrá que esperar un tiempo más para ver las apps de Android en Windows 11

Es un poco decepcionante que Microsoft nos haga esperar un tiempo extra para acceder al soporte para apps de Android en Windows 11. Por lejos, este había sido uno de los anuncios más emocionantes en la presentación del nuevo sistema operativo; por eso, que se dilate su implementación hasta el próximo año deja un mal sabor de boca.

Recordemos que Windows 11 llegará con una Microsoft Store completamente renovada, y con integración con la Amazon Appstore para el soporte a las aplicaciones de Android, a través de la tecnología Intel Bridge. El hecho de poder ejecutar una app para móviles desde cualquier ordenador, sin dudas es una posibilidad más que atractiva para los usuarios.

De hecho, en los últimos meses se dejó entrever que también se podrían instalar apps de Android en Windows 11 a través de fuentes desconocidas. Ya veremos si este plan se mantiene vigente de cara al futuro.

Por lo pronto, no queda otra opción más que ser pacientes. Es evidente que Microsoft pretende que esta característica funcione como corresponde y no tenga bugs. Esperemos que el tiempo extra que se toman para incorporarla al nuevo SO valga la pena.