La erupción del volcán de La Palma está siendo una pesadilla para las personas que viven en las zonas evacuadas. No obstante, el miedo se extiende por el resto de la isla, e incluso por el resto del archipiélago canario. Entre la población surgen dudas sobre si la actividad volcánica podría provocar grandes terremotos o propiciar la erupción de otros volcanes canarios, como el Teide.

Es una situación tensa y el miedo, para el que las redes sociales no ayudan mucho, es lógico. Sin embargo, al menos en ese sentido se puede hacer un llamamiento a la tranquilidad. Pues no, el volcán de La Palma no será el inicio de un dominó de erupciones insulares.

Una sola bolsa de magma

Como ya sabemos, la del volcán de La Palma fue una erupción más que anunciada por una gran cantidad de terremotos en los días anteriores. 

No se sabe cuánto tiempo tardará en vaciarse la bolsa, podrían ser semanas o meses

Por eso, cabe la duda de si esto podría extenderse al resto del terreno de la “Isla Bonita” o cualquiera de sus vecinas. Incluso si podría provocar una erupción en el Teide. Afortunadamente, las cosas no funcionan así, según ha explicado a Hipertextual el geólogo, divulgador e ilustrador científico Rubén Aguayo. “En esta erupción, tenemos una bolsa de magma que está empujando hacia arriba y que quiere salir”, comienza. “Aprovecha fracturas, fisuras y cualquier rendija para colarse y si no las crea hasta conseguir salir. Eso es lo que parece estar pasando en La Palma, donde tenemos una erupción de carácter fisural”. 

¿Pero qué significa esto? Básicamente, “que el magma va a ir saliendo por diferentes lugares formando conos por los que sale el magma una sola vez (volcanes monogenéticos)”. Y esto es importante, pues permite estimar dónde se van a producir esas fisuras. “Puede aparecer en un lugar una fisura, y a 200 metros otra. Pero naturalmente, esto va a ocurrir por dónde se estima que está esa ascensión del magma, que es lo que nos revela la sismicidad, entre otras cosas. Ni esta sismicidad ni ningún otro precursor se han detectado en ninguna otra parte del archipiélago, por lo que esta bolsa de magma parece estar sola”.

En cuanto a la duración que tendrá este evento, es imposible saberlo con seguridad.  “La bolsa se vaciará en las próximas semanas o meses (según calculan los expertos) y nada más, otra erupción más en un archipiélago, que no olvidemos, tiene origen volcánico”. Cabe recordar que la última erupción que tuvo lugar en La Palma fue la del volcán Teneguía, que en 1971 estuvo expulsando lava durante 23 días. De momento no se sabe cuánto durará en este caso. Podría ser un periodo similar, pero también podría ser más corto o más largo. 

Del volcán de La Palma al Teide

Hemos visto que el volcán de la Palma no parece estar conectado con otros de la isla. ¿Pero puede haber peligro a causa de los terremotos?

"Los volcanes no suelen estar conectados entre sí, por lo que no se dan reacciones en cadena"

Rubén Aguayo, geólogo

Ante esta cuestión, el geólogo entrevistado por este medio recuerda que “los terremotos, aunque se pueden percibir en lugares muy alejados del epicentro con el instrumental apropiado, se atenúan enseguida en cuanto se alejan de la fuente”. “Parece que no, pero el Teide está a unos 130 km de distancia, por lo que los terremotos de La Palma apenas llegarán con energía suficiente como para desencadenar nada en las islas cercanas”. Recordemos que los de más magnitud han tenido en torno a 4. Además, Aguayo señala un bulo que ha surgido en redes sociales en el que se relacionan los terremotos de Granada con el volcán de La Palma y recuerda que esto es algo totalmente inverosímil. 

Entonces, volviendo a esa posible caída de fichas de dominó, ¿puede darse una reacción en cadena? Lo cierto es que, según el geólogo, los volcanes no suelen estar conectados entre sí como para que se puedan afectar entre ellos. “Las erupciones previas en el archipiélago como la del Teneguía o la de El Hierro no han provocado ningún tipo de indicio que pudiera llegar a pensar en una posible activación del Teide”, recuerda. “El público general tiende a pensar que este tipos de eventos geológicos suelen estar conectados entre sí, y que un terremoto en Kuala Lumpur puede hacer que el volcán Chimborazo en Ecuador erupcione. Y esto no es así, son contextos diferentes con procesos diferentes y resultados diferentes que no tienen relación entre ellos”.

Quizás se deba a una confusión relacionada con cómo el lanzamiento de gases y cenizas a la atmósfera puede afectar al clima o incluso la salud de habitantes de territorios alejados. Ese es otro cantar y dependerá mucho de la intensidad de cada volcán. Pero, si nos centramos solo en terremotos y erupciones, no parece que haya más fichas de dominó preparadas para caer. Bastante tienen los palmeros con la ficha que cayó a plomo ayer sobre muchos de sus hogares. 

Deja un comentario

Deja tu comentario